Rituales de Té Vol. 4

Hora de hablar del té inglés

Lo primero que se me viene a la mente cuando escucho “la hora del té” es algún inglés tomando una taza de Earl Grey acompañado de un scone con mermelada y mantequilla, alrededor de las 5 de la tarde, claro está.

Pero, ¿de dónde viene esta tipiquísima tradición? Inglaterra es probablemente en el primer país que se nos viene a la mente a muchos cuando pensamos en té, pero allá no se conoció esta bebida hasta 1662, cuando el rey Carlos II de Inglaterra contrajo matrimonio con Caterina de Braganza, infanta de Portugal.

Caterina amaba esta bebida que misioneros y comerciantes habían llevado a su país unos años antes, y la dio a conocer entre la aristocracia inglesa. El té comenzó así a sustituir la ale, una cerveza de fermentación alta que era considerada la bebida nacional.

Al principio el té era una bebida demasiado cara, a la cual solo tenían acceso los aristócratas, pero posteriormente, con la Revolución Industrial del siglo XIX, se hizo tan popular que su precio se fue reduciendo hasta llegar a manos de la mayoría de la población.

Para entonces en Inglaterra solo se hacían dos comidas fuertes: el desayuno y la cena, por lo que se hizo costumbre tomar el té a la hora de la cena, cuando la gente regresaba de trabajar. El té se acompañaba de comida pesada y se tomaba en mesas altas, donde usualmente se hacía la cena, por lo que se le llamó high tea, una tradición muy diferente a la que conocemos como la hora del té.

En el siglo XIX, en la época Victoriana, la duquesa Anna María Stanhope introdujo una nueva modalidad, el low tea, o afternoon tea. A la duquesa siempre le daba hambre alrededor de las 4 de la tarde, y para evitar la larga espera entre el desayuno y la cena ordenaba a media tarde una taza de té y algún panecillo para acompañar, por lo general scones con mantequilla y mermelada.

Poco a poco convirtió su antojo de media tarde en una hora social, invitando a la aristocracia a compartir este tiempo con ella. Esta pequeña merienda se hizo tan popular en la alta sociedad inglesa que posteriormente se crearon reglas de etiqueta para seguir a la hora del té:

  1.  La hora oficial de tomar el afternoon tea era a las 4 de la tarde
  2. Los hombres debían portar esmoquin y sombrero de copa mientras que las mujeres vestido largo y sombrero.
  3. Como muestra de respeto hacia los invitados, el anfitrión les debía servir personalmente y sólo pedir ayuda a sus sirvientes si fuera realmente necesario.
  4. El tipo de comida que se servía debía de ser en  tres niveles y con un orden específico: se comenzaba con sándwiches, después scones acompañados de mantequilla y crema y se terminaba con algún pastelito o galleta.

Estos festines de té se hicieron tan populares que pronto se crearon lugares para tomar el té y convivir con la gente, mejor conocidos como tea rooms que actualmente viven a nivel global un renacimiento como puntos de encuentro.

Un biscocho ridículamente británico

rituales-de-te_scones-2

Los scones que tradicionalmente acompañan la famosa hora del té son unos panecillos parecidos a los bisquets (pero con polvo para hornear en lugar de levadura). Antes se hacían a base de avena, pero hoy en día se utiliza harina de trigo. Estos panecitos tienen un sabor tan sencillo como rico, que se complementa con mermelada, por lo general de fresa; y/o con un glaseado de limón y crema. [1]

Hoy en día se encuentran scones con muchas variaciones, se le puede agregar pasas, arándanos o chocolate a la masa o, por qué no, de todo un poco. Hoy les compartiré una receta de scones con romero y limón, sí, romero, el que se come en navidad con mole, esta hierba aromática le da un toque único a los scones y combinado con la mantequilla sabe delicioso.

Receta de scones con romero y limón

rituales-de-te_scones-5

Ingredientes

  • 2 ½ tazas de harina de trigo ( se puede agregar más si es necesario para conseguir una consistencia para amasar)
  • ½ taza de azúcar
  • 2 cucharaditas de polvo para hornear
  •  1 cucharada de romero finamente picado
  •  ¼ de cucharadita de sal
  • 1 barra de mantequilla cortada en cubos (no la sustituyas por margarina, la mantequilla tiene mejor sabor)
  • 1 taza de crema para batir
  • Mermelada de fresa al gusto
Para el glaseado de limón
  • El jugo de 4 limones
  • 1 taza de azúcar glass
  • 1 a 2 cucharadas de agua

Preparación

1. Precalienta tu horno a 180°C y prepara las charolas cubriéndolas con mantequilla y  papel encerado encima.

rituales-de-te_scones-13 3. En un tazón mezcla la harina, el azúcar, el polvo para hornear, el romero y la sal.

rituales-de-te_scones-7

4. Agrega la mantequilla y bátela. Personalmente, a mí me gusta usar las manos para esta receta ya que así se mezcla muy bien la mantequilla con la harina hasta conseguir una consistencia arenosa; también puedes utilizar la batidora pero de todos maneras te ensuciarás las manos para darle forma a la masa.

rituales-de-te_scones-8
rituales-de-te_scones-9
La consistencia arenosa

5. Una vez que se consigas esa consistencia “arenosa” que te digo, agrega la crema para batir y sigue mezclando hasta conseguir una masa; si ésta te queda muy pegajosa agrega harina hasta conseguir la consistencia de masa para galletas.

rituales-de-te_scones-10rituales-de-te_scones-11 6. En una superficie enharinada extiende la masa hasta que te quede un centímetro de grosor, divídela con cortadores y coloca tus figuritas en las charolas.

rituales-de-te_scones-12

7. Hornea por 18-20 minutos o hasta que los bordes estén ligeramente dorados. (Yo usé cortadores de 10 cm y otros de 5 cm, los de 10 cm estuvieron listos en 20 minutos y los de 5 cm en 15 minutos)

rituales-de-te_scones-14 8 .Para agregar el glaseado deja enfriar los scones por media hora. Mientras, mezcla el limón con la azúcar glass hasta crear una pastilla para obtener el glaseado. Una vez decorados, déjalos reposar por otra media hora antes de servir. Los scones son los mejores acompañantes del té negro inglés.

rituales-de-te_scones-4

Lo primero que se me viene a la mente cuando escucho “la hora del té” es algún inglés tomando una taza de Earl Grey acompañado de un scone con mermelada y mantequilla, alrededor de las 5 de la tarde, claro está.Haz click para twittear

—–

¿Preparaste la receta?¿Qué te pareció? No olvides dejar tus comentarios en la sección más abajo. Si deseas participar en este espacio con artículos escríbenos a info@oddcatrina.com.

—–

Comentarios