Introducción por Ana Victoria Gor. Contenido por Pitahia. Fotografía por: Miguel Hasson de Halberd Studios

 

Tal vez puedan catalogarme de loca (o no se si alguien le pase lo mismo) pero creo que más que traer pintadas las uñas, lo que más me gusta es el momento de pintármelas. Me acuerdo que  un día que le dije a mi mamá que esto era “mi terapia”.  La verdad es que siempre he sido muy ansiosa y medio hiperactiva y en serio me calma. El hecho de dedicarle un tiempo establecido al cuidado de mis manos me relajaba y me hacía sentir muy bien. Pero, entre que está listo el manicure y que uno se las pinta puede pasar de todo: que se descarapelen las orillas, que una intente volverlas a pintar y que se hagan bolas y grumos, el tiempo de espera ( alguna habrá oído la frase”no hay mujer más inútil que la que se acaba de pintar las uñas,” sentí coraje sólo al escribirlo).

Toda la vida pensé que mis uñas eran el problema: que eran demasiado grasosas y el esmalte no pegaba bien. O que yo era muy tosca al usar los dedos y hacía que se me despintaran. Si ustedes son amantes de los esmaltes  y las uñas de color como yo, seguro agradecerán estos consejos que nos dejaron las niñas de Pitahia para prolongar más nuestro manicure y pedicure.  

Para prolongar tu manicure, te recomiendo lo siguiente:

Limpia bien la superficie de tus uñas

Evita cremas o aceites antes de pintártelas, limpia bien tu uña con quitaesmalte para remover cualquier tipo de grasa, ya que esto puede influir a que el esmalte que quieras usar no se adhiera bien.

Aplica una base

Ésta logrará que tu esmalte se adhiera mejor a tu uña.

Aplica tu esmalte de forma regular en toda tu uña

Cuida que no queden espacios sin esmalte  especialmente en las orillitas ya que son las primeras en despostillarse, la uniformidad en la aplicación dependerá de la cantidad de esmalte que tomes con la brochita. Ojo: no debe ser poco, ni tampoco demasiado.

Siempre  aplica dos capas de color

Espera a que seque muy bien la primera antes de aplicar la segunda.  El tiempo de secado máximo por cada capa es de cinco minutos.

Aplica un top coat

Finalmente viene el paso más importante que nunca  te debe faltar: aplica un top coat,  además de resaltar el color dándole brillo, lo protegerá de cualquier maniobra que pueda desprender el esmalte de tu uña. ¡Con éste lograrás prolongar tu manicure por días!

Recuerda que nuestros esmaltes son libres de tolueno, formaldehidos hipoalergénicos (los hacemos de la manera más natural posible). Ninguno de los componentes de nuestros esmaltes son de origen animal ni experimentamos con ellos.
sesion oc-pitahia4
  Copyright: Miguel Hasson de Halberd Studios  
sesion oc-pitahia5

Comentarios