Música para estudiar pt.1 

El regreso a clases siempre tiene un sabor entre amargo y dulce. Las primeras semanas de agosto entremezclan expectativas positivas y negativas. Encierran tanto la melancolía de dejar atrás la tranquilidad de la vacación como la emoción de nuevas cosas por vivir, experimentar y conocer.

Nuevas materias prometen ser interesantes. Pero eso no te prepara para un maestro de 70 y pico años con una voz que parece haber sido genéticamente diseñada para dormir hasta al más hiperactivo de sus alumnos. Pronto te encuentras luchando con todas tus fuerzas para no checar Instagram, Whatsapp o 9gag por tercera vez en cinco minutos y miras con angustia a tu compañero de al lado que por algún motivo ya tiene página y media de apuntes.

Y un poco más tarde te encuentras frente a la tarea de estudiar para ese examen o tal vez de escribir un trabajo de al menos cinco páginas acerca de una lectura que aun no has hecho. En todo caso habrá algún momento en la vida de todas en la que es necesario sentarse e invocar a la diosa de la concentración (esa que ahuyenta la tentación de las redes sociales).

Estudiar, leer o escribir requiere en buena medida de un ambiente que inspire. Sin duda no alcanza el monedero para escaparse a una cafetería agradable cada que se tiene una pila de trabajo escolar enfrente. Por lo mismo me he acostumbrado una especie de ritual de estudio que nunca me falla. Involucra tres cosas: una vela de agradable aroma, una taza de un buen té negro y desde luego, una playlist adecuada.

El día de hoy les comparto mi go-to que me garantiza al menos una hora de estudio ininterrumpido. De influencia principalmente folk, incluye algunos de mis artistas favoritos: Kings of Convenience, The Civil Wars y Angus and Julia Stone.

Otras listas musicales que te podrían interesar:

¿Qué canciones acompañan tu playlist para estudiar o calificar en esta temporada de exámenes? Compártenos tus sugerencias.

 

 

Comentarios