Foto: Chelsea Francis vía Unsplash.com

Pensemos en mujeres importantes en la música contemporánea.

En la mayoría de los casos, seguramente iríamos a las respuestas obvias con voces como las de Beyoncé, Taylor Swift y Adele. Sin embargo, hay talentos que quizás se pierdan un poco del ojo del medio. Hoy apuntamos el reflector a todas aquellas mujeres que quizás no se dedican a buscarlo.

Esta lista no es definitiva y no está publicada en ningún orden en particular. Empecemos.

Esperanza Spalding:

Virtuosa del bajo y contrabajo, esta mujer nacida en 1984 es considerada por muchos como la mayor exponente del Jazz Fusion y Bossa Nova de nuestra generación.

Desde temprana edad (5 años), se encargó de aprender violín y comenzar lo que sería una larga carrera musical dentro de la Sociedad de Música Sinfónica de Oregon, en Portland, su ciudad natal. Con una graduación temprana de preparatoria, un título de Berklee College of Music y una contratación inmediata para dar clases después de terminar su estadía en la misma, se podría decir que Spalding es una chica prodigio. Sin embargo, ella no estaría de acuerdo con la aseveración. Se le ha citado diciendo:

“Estoy rodeada de prodigios todo el tiempo, sólo que como son un poco mayores que yo o no tienen un contrato discográfico, la gente no los reconoce como tal”.

Además de la versatilidad de su voz y su dulce presencia en escena, Esperanza es también una persona de principios que toma como sus mayores estandartes el respeto a su linaje Africano y el éxito en la música basado en esfuerzo y talento sin importar el género.

***

Aquí poco de música de la “no prodigio” (espero todos sigan vivos después de escuchar su voz):
***
Wait for it… y agarra el contrabajo.

Imogen Heap:

Londres, Inglaterra el 9 de Diciembre de 1977 son el lugar y la fecha de nacimiento de Imogen Jennifer Heap; compositora, cantante e instrumentalista.

Hija de una terapeuta artística y un vendedor de materiales para construcción, la londinense pasó los primeros años de su vida musical en un internado en Essex, Inglaterra, donde aprendió por sí misma a mezclar, hacer samples, y muchos aspectos más de la ingeniería musical.

Esto, junto a una educación extensa en instrumentos clásicos como el piano y el cello, la llevo a tomar la decisión de continuar sus estudios en la prestigiosa BRIT School of Performing Arts & Technology.

¿El resultado de todo esto?

Un híbrido entre una canta-autora con un talento excepcional para encapsular y verter el corazón en papel y una ingeniera sónica con una imaginación sin límites. Lo ha hecho todo; desde desarrollar hardware para uso en estudio y escena, hasta piezas musicales dedicadas específicamente para que las tengas de ringtone en tu celular (no bromeo, checa el link).

Esta mujer no sólo escribe su música si no que experimenta con ella en proyectos integrales que no hacen menos que moverte hasta lo más profundo.

A veces alegre, a veces melancólica, a veces terriblemente realista, Imogen Heap te puede tomar un poco por sorpresa, pero después de escucharla nunca, nunca te encontrarás a ti mismo en el mismo sitio.

Algo de sus proyectos y colaboraciones:

***

…del soundtrack de Garden State:
***
Los visuales:

Norah Jones:

Neoyorkina de nacimiento; alojada en Texas desde muy joven. Este paquete completo de virtuosismo es hija del mismísimo Ravi Shankar (gurú de la citara de las últimas décadas. A veces llamado “Pandit”, título usado para referirse a maestros de rituales hindús).

A pesar de sus ascendencia venida directamente del este por parte de su padre, el giro musical de esta talentosísima pianista es más acercado al jazz y al blues, con acentos “poperos” para hacerla más irresistible (como si eso se pudiera).

Con 9 Grammys ya adornando su sala de estar, esta estrella no deja de brillar con cada nuevo disco que nos regala.

***

…“You guys  ROOOOCK”
***
…de nada, Jamie Cullum

Lauren Mayberry (de CHVRCHΞS):

Hasta ahora nos hemos concentrado en solistas, virtuosas, mujeres con dotes musicales que las hacen únicas. Si tu pregunta es, “¿qué hace la frontwoman de un grupo de Synthpop relativamente nuevo y relativamente pequeño en esta lista?”

La respuesta es sencilla; está aquí dando la cara.

A diferencia de otras bandas actuales, Chvrches maneja sus propias cuentas de redes sociales personalmente. Esto tiene sus lados buenos como el hecho de que la banda este en contacto real con la gente que los escucha creando así un vínculo más fuerte con fans alrededor del mundo y lados malos como el hecho de que lo que sea que escriba en su página de Facebook pasa por los ojos de la banda.

Lauren, después de recibir día tras día mensajes que iban desde lo sutilmente sexista hasta lo horrorosamente pervertido, decidió tomar acción y pedir a la comunidad de Facebook que parara de mandar este tipo de mensajes y ahí comenzó su campaña en contra del abuso a la mujer en línea.

La respuesta a esta petición fue abrumadora y con todo tipo de opiniones. El alcance del post en algún punto, según Mayberry, pasó el medio millón de personas (casi cinco veces la cantidad de personas suscritas a la página en sí).

Existió la gente que intentó de alguna manera explicar el fenómeno diciendo que el machismo y la perversión eran inamovibles en las redes sociales agregando en ciertos casos que la cantante escocesa tenía que “aprender a vivir con ello”.

Sin embargo, la cantante de 27 años refutó:

Acepto completamente que en esta industria hay comentarios y críticas. Lo que no acepto, en cambio, es la idea de que no tiene nada de malo que la gente haga comentarios yendo desde lo “un poco sexista pero generalmente inofensivo” hasta lo absoluta y abiertamente agresivo sexualmente. Eso no es algo que “sólo pasa”. ¿Es acaso la objetivación casual de la mujer tan común que todas nosotras tenemos que rendirnos y aceptar derrota? Espero que no. La objetivación, en cualquiera de sus formas, no es algo con lo que “simplemente tengas que lidiar.

Además de su incesante lucha en redes, Lauren forma parte de un colectivo feminista en Glasgow llamado TYCI. Todo esto es sin mencionar el hecho de que la música de esta banda es increíble. A continuación links que lo comprueban.

***

Dicen por ahí que el maquillaje de Mayberry fue promoción “de compas” para Odd Catrina, vean y juzguen por ustedes:
***
Si no tienes tanto tiempo como para ver el video anterior, aquí un sencillo de su disco debut…

St. Vincent

Nacida Anne Erin Clarke, esta ex miembro de la banda The Polyphonic Spree es de aquellas personas que de manera discreta ha estado en muchos proyectos que seguramente conoces. Ella ha estado en todos lados; TODOS.

¿No crees haberla escuchado? Algunas de los proyectos en los se ha involucrado la oklahomense incluyen los soundtracks para las películas Gangster Squad y en dos ocasiones en la saga de Crepúsculo, colaborando para New Moon con Bon Iver y haciendo una aparición como solista en la segunda parte de Breaking Dawn. También ha sido telonera y ha compartido escenario con agrupaciones del calibre de Arcade Fire, The Black Keys, Death Cab for Cutie, Beck, Andrew Bird, entre otros; teniendo más de alguna Live Session con los últimos dos enlistados.

Su estilo único de moverse y su habilidad para comunicar lo que está sintiendo a través de su guitarra eléctrica la hacen encantadora a primera vista y la han hecho acreedora a muchos reconocimientos, más recientemente, a una nominación al Grammy por Mejor Album de Musica Alternativa por su último disco (St. Vincent).

Y como es una artista que presenta su mejor lado en escenario, los dejo con un par de grabaciones en vivo de Clarke:

***

Derritanse con su alto nivel de adorabilidad (adorabilidancia según la RAE)…
***
Y si te quieres ver SUPER hipster
***
…y bueno, no dejemos fuera el single del año pasado:

Feist:

Y para terminar la lista por el momento, los dejo con la talentosísima Leslie Feist. Mejor conocida como sólo Feist, ésta canadiense se apoda a sí misma “The Duchess of Convenience” en referencia a su buena relación personal y de trabajo con la agrupación Kings of Convenience, con los cuales tiene una excelente colaboración en el álbum Riot on an Empty Street.

Hija de un pintor expresionista y una escultora de cerámica, la nacida en Nueva Escocia siempre tuvo un entorno artístico que la ayudó a saltar a la escena popular de la mano de un comercial de Apple y su canción “1234”.

Sin embargo, la guitarrista de 38 años prueba que ofrece mucho más que sólo el ocasional éxito televisivo. Su material discográfico presenta una propuesta que abarca desde sus sensibilidades pop hasta un folk denso y obscuro que simplemente no deja de ser interesante.

***
Esto:  escúchalo. Todo. Ya. Bye. (En especial, Gatekeeper y Sealion):
***
The Duchess and the Kings…
***
Y por si viviste debajo de una roca cuando salió este comercial:

¿Quisieras escucharlas en una playlist conjunta? Aquí nuestra lista con lo mejor de cada una de ellas. ¡Disfruta!

Comentarios