tumblr_nj05jrISBi1u9dd2qo1_1280 tumblr_nj06a9jBMe1u9dd2qo1_1280 tumblr_nj09hyUF181u9dd2qo1_1280 tumblr_nj065cqdI81u9dd2qo1_1280 tumblr_nj070uF7Vb1u9dd2qo1_1280

tumblr_nj08z3Ww9l1u9dd2qo1_500

tumblr_nj073oppY51u9dd2qo1_1280

Utopía; crear, formular, pensar, imaginarse un mundo que no existe (del griego οὐ- no y τόπος – lugar); una fantasía. No existe la isla que el Útopo (1516) de Tomas Moro descubrió, conquistó y después formó el sistema político perfecto. 

Hablar de Utopía conlleva siempre una idea de fundación. Fundar, es construir, necesariamente y para construir se necesita destruir lo ya existente. Aquí es donde todo se reduce a una sola cuestión: la isla. Un lugar donde no existe algo, la idea de la nada. Pero todo tiene una mediación, una causa. Todo viene de algo anterior, nadie realmente crea a partir de la nada, nadie más que Dios. 

Es como hablar de las revoluciones, considerando que éstas vienen con un “nuevo” sistema político y social,  y vienen a cambiar al viejo sistema. Éstas, por más innovadoras que sean, crecen y se desarrollan de un pasado, de causas específicas, de influencias de ideas, de tradiciones históricas.’

He aquí una poesía a la utopía, donde la isla no existe: siempre hay algo que pertenece y permanece. Aunque no lo veamos existe un ecosistema,  siempre habrá vida, tradiciones, ideas y la más frágil naturaleza…

Modelo: Montserrat García




Todas las imágenes son de Ale Villaseñor Urrea. 
Para ver la  serie completa: http://attimolookbook.tumblr.com  

Comentarios