Ph. Pilar Gómez

 Arte, esa palabra que escuchamos y con la estamos en contacto todo el tiempo.

¿Qué entiendo por arte? ¿Es lo mismo que artesanía?. Por ahí iniciaremos esta pequeña aventura para saber cómo y cuándo comprar una obra de arte.

El artista y el artesano

Artista es toda aquella persona que es capaz de crear piezas únicas mientras que el artesano se dedica a reproducir obras múltiples de un mismo modelo.

A la hora de comprar una obra éste es nuestro primer punto a tratar: definir si queremos comprar una artesanía o un objeto artístico.

Las reproducciones se dan desde una copia fiel de la naturaleza o un elemento que atrape por su belleza, hasta la versión original del artista desplegando su creatividad.

Creatividad de la obra

¿La obra de arte es altamente creativa? ¿Original en su pensamiento constructivo? ¿Te invita a la reflexión, te evoca nuevas conclusiones o te crea un mundo nuevo?

La creatividad del artista se vuelve magnética a quien la descubre y descifra su significado. Es por ella, por la creatividad misma, que se crea una relación entre la obra de arte y el espectador. En ese punto es donde nace el deseo de poseerla.

Es importante hacer una diferenciación entre una pieza artística y una decorativa, ¿Qué deseamos? ¿Nos gustaría que los colores de ese objeto formaran parte de nuestro entorno por lo bonitos que son o porque nos comunican y nos mueven algo muy dentro cada vez que los vemos?

Una pieza decorativa, para entenderlo mejor, es similar a la dermis: no va más allá. Una pieza de arte va más profundo, dependiendo de la creatividad con la que está hecha, hará que se te erice la piel o te llegará tan profundo que sientas un toque en el corazón. Por decirlo de otra forma: es similar al hueso.

Los huesos como metáfora de lo profundo. Así los emplea Clarissa Pinkola Estés en su libro “Mujeres que corren con los lobos”. En el cuento “La Loba” dice :

La Loba, la vieja del desierto, es una buscadora de huesos (pág. 43).

La vieja canta sobre los huesos y, mientras canta, los huesos se recubren de carne (pág. 45)

En el cuento de la mujer esqueleto  el canto se vuelve el aliento que da vida (pág. 147)

La vida surge desde los huesos. La palabra pneuma (aliento) comparte su origen con la palabra psique, ambas se consideran denominaciones del alma. (pág. 175)

Los huesos o llegar hasta los huesos significa que tiene alma.

Una pieza de arte con alma, te lleva a hacer contacto con la tuya. Te lo hace sentir, te revela secretos que proyectas en la pieza; te lleva a una reflexión profunda.

tiempo de realización (a.k.a.* complejidad)

El tiempo en la realización lo puedes ver a simple vista, una pieza decorativa no requiere mucho en términos de ejecución, mientras que una artística es compleja y se realiza por capas, de nuevo porque en este tipo de obras hay mayor profundidad; de ahí una de las razones por las que exista variante de costo.

precio

Una obra de arte cuesta más que una artesanía por el hecho de ser única, y por muy materialista que parezca es importante este punto, ya que cuando te sientes atraída hacia una pieza experimentarás que el precio es lo de menos, porque lo que te transmite una verdadera obra de arte se paga a través del tiempo. Cada vez que tengas un cambio interno verás tu pieza diferente.

Anapau | Gente | Paris | Arte
ph. Ana Pau de la Borbolla

¿qué debes considerar a la hora de comprar arte?

– Debes saber que la pieza de arte aumenta su valor con el tiempo y con la trayectoria del artista, mientras que la artesanía no (el valor aumenta/los precios suben).

Pregunta cuántas piezas hay de la misma obra y si está intervenida, esto último quiere decir que el artista le ha hecho modificaciones para que sea única e irrepetible. Esto le sube el valor y por lo tanto tu inversión es redituable.

– Toma en cuenta el material y los cuidados que requiere para conservarlo en buen estado. Observa sobre qué está montado y qué tipo de barniz o sellador tiene, y toma nota de los cuidados que necesita.

– Verifica la firma y el año de realización en la pieza.

– Pregunta si  la pieza ha estado expuesta en algún espacio público o privado.

– Si compras una obra de arte solicita un certificado de autenticidad ya sea por el artista o la galería, ya que si deseas venderlo más adelante será más sencillo comprobar su procedencia.

Evita los plagios. En éste país hay muchos por falta de conocimiento y apreciación en el arte. Hay muchos artistas que han aprendido a comercializar a costa del triunfo o renombre de otro.

– Cuando el artista es joven o tiene poco tiempo en el camino del arte sus piezas son muy accesibles y con el tiempo pueden subir de valor. Este es un punto a considerar. Es semejante a comprar acciones en la bolsa, en unos cuantos años las piezas suben de valor por diferentes aspectos. El artista como tal va madurando en su expresividad, creatividad, técnicas utilizadas, trayectoria y contenido, por lo que es conveniente que apuestes a un artista joven en su trayectoria, a diferencia de un artista consagrado la inversión es mucho mayor.

¿cuándo pedir descuentos? 

Todo el tiempo, tanto artistas como galerías tienen un precio y la mayoría lo infla un poco por la cultura del regateo. Lo conveniente sería pedir de entrada el último precio para evitar la rebatinga que algunas veces es demasiado molesta. De esta forma dejas en claro que no estás dispuestos a una engorrosa negociación y que tienes determinación al comprar.

En el caso de los artesanos sería pedirles el último precio de entrada y no escatimar en el mismo. El trabajo que ellos realizan es mucho y generalmente el precio es bajo. Se aprietan bastante con tal de vender y la mayoría tiene piezas muy buenas.

El arte es sobre todo un estado del alma. 

Marc Chagall

Comentarios