Fotografías. Ana Pau de la Borbolla. 

Desde mi tierna infancia tuve el privilegio de conocer y convivir con Carmen Beltrán, una de las dos socias fundadoras de Red’s FoodTruck, un concepto de hamburguesas gourmet con un éxito absoluto desde su inauguración en agosto de 2014 en Guadalajara.

Ella y Lucero, su socia, platicaron conmigo el día de la inauguración hace unos meses, sobre el gran reto que significó poner el marcha este proyecto; las lecciones aprendidas en las primeras etapas de creación, así como las dificultades que vivieron al ser dos jóvenes mujeres ante la burocracia mexicana; y finalmente el éxito, meses después, que tiene su concepto ante los comensales.

Ana Pau= Para empezar platíquenme un poco, ¿De dónde surgió esta idea de hacer Red’s?

Carmen= Nos gusta mucho la comida. Siempre fuimos a comer a muchos lados: carnes, tacos, hamburguesas. Y queríamos emprender un negocio, pero emprender bien. Y es por eso que decidimos hacer un foodtruck, que es básicamente un restaurante móvil. No podría decir que un puesto de comida, porque no lo es. Tenemos todos los requerimientos sanitarios, tenemos botiquín, extinguidor, tanques de agua limpia y agua sucia como cualquier local. Tal cual un restaurante traído a la calle.

Lucero= A mí siempre me ha gustado la cocina y hace un año y medio terminé de estudiar. Es una de esas cosas que quieres hacer en tu vida y nada más no lo habías hecho antes por alguna u otra cosa y de repente se clava esa idea de “lo tengo que hacer” y simplemente lo haces y buscas cómo lograrlo.

Ap= ¿Y por qué hamburguesas? ¿Cuál es su propuesta?

L= En Red’s hacemos el pan. Todo lo que ofrecemos son panes de autor de diferentes sabores. Completamente artesanales y hechos desde cero. Iniciamos con cuatro sabores: de chipotle, chocolate, tocino y natural.

Ap= ¿Chocolate? ¡Cómo es eso posible! Muy atrevida combinación para una hamburguesa.

L= (Con una ligera risa) Así nos ha gustado y a la gente también. Tampoco es que te sepa a brownie, no sabe súper chocolatoso, pero si te deja un sabor en la boca.

C= Es un sabor que no cansa al paladar, no es muy fuerte. Sabe a Cocoa. Lo que queremos con esto es hacer que la gente se anime a probar cosas nuevas, entonces es lo que nosotros les ofrecemos. Esa en específico la preparamos con queso Gouda, champiñones y cebolla caramelizada y un aderezo que hacemos nosotros. De hecho todos los aderezos son de la casa, todo lleva un proceso muy artesanal: preparar las salsas, aderezos, hornear el pan, es un proceso cansado. Divertido pero muy pesado.

reds
ph. AnaPau de la Borbolla
 

Ap= Sí, se ve demandante y sobretodo por ser el inicio de su negocio y un negocio tan nuevo en la ciudad. que por cierto, ¿Cómo ha sido todo el proceso de permisos?

L= Fue muy difícil porque realmente no existe un permiso para foodtruck en Guadalajara. No hay permiso para moverte de lugar sino que debes pedir aquel de un puesto de la calle: en una locación fija.

C= La esencia de un foodtruck por ejemplo, que nació en Estados Unidos, es el estarte moviendo, y es que interactúes con tu cliente mediante Facebook o Twitter. De hecho hay páginas que se dedican especialmente a avisar a los comensales en dónde está el fooddtruck: la dirección, cuánto tiempo te tardas en llegar, el menú, todo. Aquí es muy nuevo, inició, yo pienso, en el DF con un movimiento más formal.

L= Pero aún en el DF no se formaliza bien bien, porque no hay regulaciones.

C= ¡Exacto! Porque aquí yo tengo los mismos derechos que un puesto de la calle.

L= Y si te quieres mover tienes que pagar muchos más permisos y se vuelve muy alto el costo.

Ap= Y pierde mucho de su “practicidad” y esencia como negocio.

C= Exacto.

Red's foodtruck en Guadalajara. Entrevista de Odd Catrina
ph. AnaPau de la Borbolla
 

Ap= ¿Y por qué Red’s? 

(Pregunta que provoca una ligera risa entre las socias)

L= Queríamos algo que masomenos reflejara nuestra pasión por la comida y por lo que vamos a hacer. Dijimos: rojo= red= pasión. Un nombre fuerte, corto.

AP= ¿Cuántos meses llevaron en la planeación?

L= El 24 de enero del año pasado compramos el camión. Así sin nada.

C= Lo compramos en una subasta, como las que se ven en la tele subiendo el precio. Con absolutamente nada. Le salía humo al motor, le salía humo azul, humo verde, desconchinflándose, no prendía (jajaja). Le cambiaron todo. Le arreglamos todo y pues, aquí estamos ahora.

Ap= Con tantas horas invertidas es como su bebé.

C= Sí, la verdad sí.

L= Un recién nacido total.

C= Yo pienso que ha sido un proceso muy pesado, y lo hemos comentado antes, por la parte de proveedores. La gente que trabaja para nosotros no fue en todas las ocasiones lo suficientemente profesional y lo que más me molesta es que se escudan con un “Así es en México” y eso parece suficiente explicación para entregarnos con más de 15 días de retraso un trabajo simple. ¡Y claro que no! eso no debe ser excusa, nosotros buscamos un cambio en México y ese cambio es posible a través de un trabajo bien hecho, con lo cual recibimos la respuesta de más de un proveedor de: “Ustedes no pueden hacer ese cambio”, comentario que me llegó al corazón, y no me gustó en lo absoluto.

L= Y sí, también lo malo es que nosotros podemos entender los retrasos en entregas, a nosotros nos puede pasar, pero que te digan: “Ya mañana queda o la próxima semana te entregamos” y veas que no es verdad o que ves que no han siquiera empezado a trabajar, es muy frustrante.

C= Y porque nos ven chicas.

L= O nos ven mujeres…

Ap= ¿Y creen que eso ha sido un factor de peso? ¿Ser mujeres?

C= Sí, claro que sí. Muchos que trabajaron en la adaptación del camión pensaban que podían vernos la cara como quisieran y pedían más dinero y lo justificaban con trabajo que sabíamos que no necesitaban hacer. Hay quienes se ríen de nosotros como si estuviéramos jugando un juego y no intentando crear un negocio real y formal. Ha sido muy muy difícil y estresante.

L= De hecho de los diseñadores industriales que nos hicieron el camión, una es una chava también. Y de nuestra edad, una chavista y para ella era lo mismo: tenía que batallar mucho al tratar con proveedores, todavía más que nosotras. Pero al final ¡Salió!

C= Ocho meses después y ¡aquí estamos!

reds

Al poco tiempo me reúno de nuevo con Lucero y Carmen para platicar de Red’s y su adaptación en los primeros meses (y con “me reúno” me refiero a que las saco de detrás de su plancha para platicar, porque las visitas a su camión de agosto a la fecha han sido bastantes). El éxito ha superado sus expectativas. Ya ubicadas en una locación fija han comenzado a crear una relación más interesante y sólida con sus comensales.

Su participación en diferentes eventos, tanto privados como de foodtrucks, ha contribuido a su posicionamiento. Pero al final es su creatividad y deseo constante de innovación lo que las mantiene como punta de lanza en esta industria tapatía. Su menú no se reduce a las hamburguesas de diversas e inesperadas combinaciones, también tienen como estrella las Deep Fried Oreos: deliciosas galletas fritas en una masa que intensifica su sabor y da una textura esponjosa (y mientras escribo esta breve descripción comienzo a añorar tener una cerca). De igual forma, cada mes presentan una hamburguesa de temporada inspirada en las recomendaciones y comentarios de sus clientes, la cual está por tiempo limitado.

Me comentaba Carmen en nuestro último encuentro, que el emprender consistía en “saber cuándo es el momento correcto montar la ola“. Sin duda ellas lo están logrando no con una sola, sino con el intenso oleaje que está generando este nuevo estilo de negocio culinario. Y sus planes no se quedan en Red’s, la idea de abrir distintos conceptos ya está formulándose en la cabeza de estas dos mujeres quienes sin duda apenas comienzan a sorprendernos.

reds reds

Conoce más sobre Red’s Foodtruck 

  • Dónde las encuentras: Avenida San Luis Gonzaga, Arcos de Guadalupe, Zapopan, Jalisco.
  • Horarios: Jueves a lunes de 19:30 a 23:30
  • Ticket promedio: $150
  • Teléfono:  33 1254 1122
  • Cuenta de contacto: Facebook / Instagram / Twitter
¿Qué tal te pareció esta entrevista? Compártenos tus comentarios en la sección de abajo.

Comentarios