Ilustración original por Marisa Parga. Publicada en este sitio con autorización de la autora.

Me encuentro sentada rodeada de mesas y pláticas sutiles. En el fondo, el jazz de un Starbucks cualquiera. Pero no espero a compañía cualquiera, ni remotamente una plática cualquiera. Saco de mi bolsa mi libreta rosa que intento utilizar con mayor frecuencia. Reviso las pocas notas que en las prisas del coche pude hacer, con más preguntas zumbando en mi cabeza que en el papel, y me siento a esperar con paciencia un reencuentro muy peculiar.

Aunque a través de las redes sociales le seguía la pista, a Marisa Parga no la veía en carne y hueso desde hacía años. Compartimos por una larga temporada de nuestra vida los mismos pasillos, lockers, profesores, amistades y conversaciones. Pero la real conexión sucedió años después, pocos meses antes de estar aquí sentada, cuando a través de su obra comenzó a platicarme un poco de su vida, y al menos creí leer, de ella misma. No pude dejar de admirar su talento para trabajar con la acuarela como si se tratara de una vieja amiga con quien comparte una vida de recuerdos y camaradería.

Ella es Catrina: artista de acuarela Marisa Parga. Entrevista por Ana Paula de la Borbolla para Odd Catrina
derechos de imagen: Marisa Parga

Marisa estudió Animación y Arte Digital en el TEC de Monterrey de Guadalajara. Esto me lo cuenta a los pocos minutos de sentarse a mi lado y como parte de las preguntas iniciales para ponernos al tanto de nuestros pasos. Pero realmente pintar es una pasión que despertó en ella desde niña y que ahora, al poco tiempo de salir de la carrera, va tomando mayor fuerza en su carrera profesional.

Mientras me platica de sus clases de pintura cuando era pequeña, encuentro aquella mirada que tenía clavada en la memoria y que siempre asocié con su recuerdo. Una mirada que analiza todo a su paso, pero no con frialdad calculadora, sino con curiosidad y ligeras pinceladas de cautela. A un momento de sentarme a platicar con ella se deja entrever su naturaleza sensible; apasionada, la cual a mi parecer, es su gran aliada para desarrollar obras auténticas como las que produce.

Las preguntas y respuestas fluyen naturalmente. Le pregunto “¿Por qué la acuarela?” y comienza, con una sonrisa reservada, el relato de su semestre de intercambio a Florencia que fue el gran parte-aguas en su desarrollo artístico. Ahí aprendió técnicas y métodos para mejorar su proceso creativo, para buscar el fondo a sus conceptos y saber plasmarlos en físico de forma más completa. Pero su mayor aprendizaje fue llevar clase con Rossana Pinero, quien le abrió la mente ante el inagotable y apasionante uso del color y de su fiel intérprete: la acuarela.

Ella es Catrina: artista de acuarela Marisa Parga. Entrevista por Ana Paula de la Borbolla para Odd Catrina
derechos de imagen: Marisa Parga

Aunque la acuarela es una de las técnicas de pintura que más disfruto contemplar, le comento rápidamente a mi interlocutora que desconozco del todo qué tan complejo es pintar con éste método. Enseguida intenta aplacar mi temor: me asegura que es cuestión de práctica y me comenta que su ventaja está donde se encuentra su mayor problema: se seca rápido y por eso no deja corregir los errores.

Esta descripción despierta aún más mi interés. La técnica que utiliza para su pinturas, alla prima, consiste en aplicar pinceladas de pintura húmeda directamente sobre el lienzo y agregar más capas húmedas de otros colores antes de que se seque la base. “Todo debe suceder de forma rápida” me comenta. Lo cual vuelve al proceso de crear una obra necesariamente inmediato, instintivo. Libre.

Y de ese comentario se deriva lo más memorable de nuestra plática: la fuente de inspiración y pasión detrás de su arte. En su proceso creativo, una canción, una fotografía, un poema, una palabra o toda una propuesta social (como la expuesta por Zygmunt Bauman en su libro “Modernidad líquida”) se transforman en formas y colores y en colecciones completas. La acuarela le permite tomar esas sensaciones o pensamientos conforme se desarrollan en su mente y llevarlos al papel de manera que otros puedan percibirlas.

derechos de imagen: Marisa Parga
derechos de imagen: Marisa Parga

Aún así, me asegura que evita nombrar sus obras o delatar su inspiración o intención al público. El motivo, me explica, es que desea que su obra se perciba tan libre como su creación. Sin atar a quien la contempla a tal o cual interpretación, sino permitir que sean las emociones de cada individuo quienes le den valor a la obra y determinen si la admiran por su alta estética (característica de todas las obras de Marisa) o por el concepto, muchas veces profundo hasta capas inimaginables, que inspiró a su autora.

Para Marisa, el arte es su forma de escapar de la rutina, el trabajo y los pesares, algo que deseo compartir con su púbilico en su más reciente exposición, Entre instantes. Con piezas seleccionadas que dibujó en un periodo de dos años -todas íntimas- producidas gracias a una chispa de inspiración.

La comodidad y pasión que emana mi antigua compañera me hace olvidar que lleváramos años de distanciamiento. Encuentro varios puntos en común: ideas con las que comulgo, artistas que igualmente admiro, incluso canciones que están presentes en más de una de mis playlists.

De repente me doy cuenta que han pasado un par de horas. Mi libreta rosa permanece cerrada frente a la pequeña mesa del Starbucks, realmente ni siquiera atendí a las breves preguntas que había escrito horas antes entre sus hojas. Lo que sé es que sin duda pláticas como éstas se repetirán en el futuro. Tengo mucho interés en ver qué es de la carrera de Marisa en los próximos años, y en esta ocasión no sólo serán sus redes sociales quienes me platiquen el trayecto.

Ella es Catrina: artista de acuarela Marisa Parga. Entrevista por Ana Paula de la Borbolla para Odd Catrina

Si quieres conocer más de la obra de Marisa Parga visita su página de Facebook o Instagram.

—–

¿Qué tal les pareció este artículo? No olviden dejar sus recomendaciones en la sección comentarios más abajo o escribirnos a info@oddcatrina.com.

—–

Comentarios