Juguete artesanal mexicano conocido como ‘atrapanovios’. Fotografías: Pilar Gómez

buton-tema-del-mes-julio

Nuevo y viejo. Los lugares, las cosas, las ideas se encuentran en una pelea constante por permanecer en nuestra memoria.  “Lo nuevo es siempre mejor,” afirma Barney, de How I Met Your Mother a Ted cuando al segundo se le presenta la oportunidad de construir un edificio nuevo para un banco. El problema es que éste se construirá sobre un hotel que ha visto décadas de cambio en la ciudad de Nueva York, y Ted es un arquitecto que venera el valor de las fincas que transpiran historia. ¿Vale la pena conservar algo, sólo por el hecho de ser antiguo?

Las tradiciones son rituales que perpetuamos a través del tiempo porque los consideramos valiosos. En muchas ocasiones hacemos ésto de manera consciente, pero no siempre. A veces perpetuamos costumbres absurdas simplemente porque siempre han sido así y nadie se ha planteado que pueden ser diferentes…y mejores.

Las comunidades, tan pequeñas como una familia o tan grandes como una nación, las conservan porque representan una ancla fija, un reflejo nuestra identidad que se preserva en medio de incesantes oleadas de cambios Las tradiciones refuerzan nuestros sentimientos de unión y de orgullo.

Este mes este pequeño equipo de mexicanas inquietas–con ayuda de nuestra red de colaboradores–exploraremos el tema de las tradiciones. Éste, que alguna manera, ha sido un elemento constante en nuestras publicaciones desde el principio.

Nuestra propuesta editorial busca festejar lo mejor de nuestra cultura, pero como sabemos que “tradición” no es sinónimo de “bueno”, también hemos buscado cuestionarnos qué cosas vale la pena seguir perpetuando, y qué usanzas–que muchas veces damos por hecho–no nos están ayudando para construir una sociedad más pareja.

Nociones, Porte y Caprichos, nuestras tres secciones principales, se vestirán de folclor,  de historias chuscas, de marcas que rescatan de manera exquisita elementos autóctonos de nuestro país, y de planteamientos que esperamos resuenen con ustedes. Y empezamos con esta pregunta, ¿vale la pena conservar algo sólo porque siempre se ha hecho así? Yo digo que al centenario pozole (ñam), pero no a un sinfín de cosas que emanan del  machismo, desgraciadamente tan asociado a la mexicanidad, ¿y ustedes?

tradiciones-carta-de-la-editora-www.oddcatrina.com-pozole IMG_1086-1.PNG

Comentarios