Imagen: Pilar Gómez
buton-tema-del-mes-septiembre-heroinas

Crecí en una escuela de niñas católicas donde conocí historias de muchas santas, quienes debían convertirse en mis modelos a seguir, en mis heroínas. No recuerdo haber conectado con ni una (bueno, debo de admitir que siempre me gustó la historia de Santa Rita). La mayoría me parecían seres inmaculados, demasiado alejados de mi realidad… y hasta cierto punto me entristecía saberme tan distante de tanta perfección.

Por contra, me parecían más fascinantes las mujeres del Antiguo Testamento, como Judith, quien tuvo la osadía de internarse en el campamento de los asirios, enemigos de los israelitas, y tras esperar a que Holofernes, su general, cayera tumbado por el alcohol, le cortó la cabeza y con ello desmoronó los esfuerzos militares de éstos. Supongo que siempre me atrajeron las mujeres con ‘demasiada agencia’, como ha dicho Rocío inmumerables veces en los artículos que tanto disfruto leer.

Luego en algún punto del comienzo de mis veintes llegó a mis manos Mujeres de Ojos Grandes, de Ángeles Mastretta (2006) y me obsesioné con cada una de las historias de las ‘tías’: mujeres fuertes, mujeres reales, cuyas historias Mastretta revela con una excelente prosa y exquisitos detalles.

El poder de los relatos que resuenan con nuestras experiencias o proveen ejemplos de situaciones nuevas con las que podemos identificarnos es lo que hace a las narrativas tan poderosas. Pero el  encontrarnos con personas y personajes que nos provoquen admiración profunda, que nos alumbren en situaciones desconocidas, eso nunca va a dejar de fascinarnos.

Este mes en Odd Catrina queremos dedicarlo a aquellas figuras femeninas, mentoras reales y personajes ficticios, que nos han marcado. Este mes lo dedicamos a las heroínas que cuyas historias o testimonios nos hacen querer seguir avanzando en el camino hacia una cultura donde las cosas sean más parejas para todas y todos.

  Haan-judit.jpg   http://underdogmexico.com/     IMG_1086-1.PNG

Comentarios