Arte: Pilar Gómez

La suma de las palabras griegas para lugar y malo resultan en la palabra distopía. Entre todos los géneros que componen la ficción, el distópico provoca particular ansiedad, paranoia y miedo, con obras que presentan sociedades quebradas y oscuras, donde el hombre vive su peor alienación.

El término distopía se remonta al menos al siglo XIX, cuando en 1868 el filósofo inglés John Stuart Mill, durante uno de sus discursos parlamentarios, denunció la política gubernamental irlandesa de tierra llamando a los gobiernos distópicos o cacotópicos.

Stuart Mill contrasta la palabra utopía, que es aplicada a cualquier sociedad considerada perfecta o ideal, con la palabra distopía para significar una sociedad malvada. Demarca la distopía como el radical opuesto de la utopía, ese ideal propuesto en 1516 por Tomás Moro en su novela del mismo nombre.

En Utopía, Moro describe una sociedad ficticia en una isla en el océano atlántico. Ésta es una sociedad ideal, sin crimen, pobreza o cosas malas en general. Por contraste una distopía constituye una pesadilla de sociedad: un infierno con crímenes, pobreza, hambre y lo peor imaginable que, curiosamente, suele ser el resultado del intento fallido de construir de una sociedad ideal, una sociedad “utópica”.

La películas, como todo tipo de expresión narrativa, tienen como condición necesaria plantear un contexto en el que su historia se va a desarrollar, cuyo resultado, para fines prácticos de la representación, se denomina escena. Los elementos principales de una escena son el espacio y el tiempo, que pueden tener las características que el autor de la obra decida atribuirles: ser buenos y bellos, o malos y horribles. En el caso del primero, hablaremos de una escena utópica y en el caso del segundo, una distópica. Las narrativas distópicas se pueden manifestar como comedias o tragedias.

Desde sus inicios hace 125 años, el cine de ficción ha explorado los escenarios distópicos en múltiples configuraciones. Charles Chaplin y Buster Keaton generalmente están metidos en ambientes adversos, los hermanos Marx igualmente y las respuestas que ellos tienen hacia la desgracia de vivir en estos contextos es lo que permite que podamos clasificar sus obras como comedias. Las consecuencias no son fatales para estos personajes y permiten al publico apreciar y reír sobre lo absurdo que puede ser este contexto de pesadilla. Monty Python lo hará después también, pero todavía mas explícito y sus personajes se enfrentarán a consecuencias todavía peores.

La sátira expone lo terrible del mundo y resalta su absurdo. La tragedia tiende a resaltar más el sufrimiento que los personajes experimentan como consecuencia y esto le da la cualidad de pesadilla a la historia. Es aquí donde encontramos la distopía de manera mas clara y reconocible. Ambos géneros pueden presentarse en un contexto distópico, pero la tragedia se relaciona de una manera más profunda con el dolor, algo que los humanos evitan naturalmente, y resalta la indeseabilidad del contexto: una distopía es un infierno.

Distopía implica transformación, un cambio de curso hacia algo malo. La misma palabra asi lo indica: nace del término que designa la sociedad ideal y se convierte en su antítesis. Muchas películas distópicas nacen de la paranoia y el miedo a las consecuencias negativas de fenómenos sociales y globales que se viven: el abuso de autoridad y poder, la implementación destructiva de la ciencia y la tecnología, la irresponsabilidad, y la vulnerabilidad humana ante la superioridad de las fuerzas naturales.

Las preocupaciones sociales del presente ilustran los temores expresados mediante la narrativa de ficción donde los personajes luchan por cambiar su situación  y por sobrevivir. Una distopía parte del anhelo de transformación de un mundo donde existe abuso de autoridad y poder por parte del gobierno, las corporaciones, las clases altas o básicamente cualquier grupo o ser superior que trata de someter a otro.

cine-distopico-en-www.oddcatrina.com

La narrativa de distopía se ve tanto en comedias absurdas, como las de Chaplin, los hermanos Marx y Monty Python, como en dramas que retratan mundos de pesadilla. 

En THX-1138 (George Lucas, 1971) a la población se le suprime su parte humana con el fin de que sean mas eficientes en sus labores mientras son monitoreados por las autoridades las 24 horas. La trilogía original de Star Wars (episodio IV,V y VI) presenta un escenario parecido, donde el imperio controla a toda la galaxia y destruye todo aquello que se cruce con sus planes; George Lucas plantea esto usando como inspiración la guerra de Vietnam, en la que el imperio es equivalente a Estados Unidos.

La película basada en la novela grafica V for Vendetta, las adaptaciones de los libros de The Hunger GamesDivergent y Maze Runner exponen las revoluciones a gran escala como consecuencia del abuso del gobierno dictatorial. Metrópolis presenta una población dividida entre los que mantienen metrópolis y los dueños de Metrópolis, clase alta y clase baja. Gattaca, The 6Th Day, The Island, Daybreakers y Elysium, son claros ejemplos de grupos de humanos sometidos a satisfacer las necesidades de producción del grupo opresor. En cuanto a la posesión de recurso Mad Max: Road Warrior es un ejemplo de un grupo sometido a partir del monopolio de la explotación y preservación de un recurso natural como el petróleo.

El sistema diseñado para controlar estas sociedades es parte importante de la distopía, ya que cuando el personaje al que seguimos se sale o atenta contra el sistema, éste lo va a perseguir hasta contenerlo o generalmente eliminarlo: Blade Runner, Minority Report, Dredd, Total Recall, Demolition Man ilustran muy bien esto.

El objetivo principal de la autoridad, el dictador, el autor intelectual y último representante de este sistema tiene una importancia vital en la narrativa distópica. En The Fifth Element es el plan de “The Great Evil”. En The Dark Knight Trilogy son las maquilaciones de Ra’s al Ghul, The Joker, Bane y Thalia al Ghul, y en Mad Max: Fury Road, es la despiadada persecución de Immortan Joe. Todos estos “villanos” tienen una cosa en común: no vacilan en destruir el mundo para conseguir sus objetivos.

Básicamente, la distopía es el resultado del conflicto humano en la búsqueda de la supervivencia. Se presenta entre ellos y entre especies, su pero desenlace es la guerra o la confrontación, que empeora el escenario. 2001: A Space Odyssey, ilustra muy bien el conflicto entre el humano y la inteligencia, Planet of the Apes es el perfecto ejemplo de sociedad distópica para los humanos y el conflicto entre especies,  Terminator y Terminator 2: Judgement Day ilustran el conflicto entre hombre e inteligencia artificial, su escenario distópico es el holocausto nuclear como consecuencia de esto.  District 9 plantea una distopía para una raza extraterrestre en la tierra.

Las películas distópicas son una exploración del miedo y la ansiedad provocados por la incertidumbre del futuro, por la conciencia de la vulnerabilidad y fragilidad del ser humano, por la inevitabilidad del cambio, por la experiencia de la lucha por la dominación y la carrera por la supervivencia en la que nos pone la vida. Nos muestran los cuentos de terror en los que el mundo se puede convertir si todo sale mal, pero también nos enseñan que inclusive en el peor de los escenarios, los seres humanos tenemos la capacidad de–con algo de esperanza y dando lo mejor de nosotros–transformar la distopía en un mundo mejor.

drama-accion-cine-distopico-en-www.oddcatrina.com

Básicamente, la distopía es el resultado del conflicto humano en la búsqueda de la supervivencia.

¿Qué tal te pareció este artículo? No dejes de compartirnos tus comentarios en la sección de abajo.

Comentarios