diciembre-tema-del-mes

“If I ever go looking for my heart’s desire again, I won’t look any further than my own back yard. Because if it isn’t there, I never really lost it to begin with*.”

L. Frank Baum, The Wonderful Wizard of Oz

En horas muertas–traduzcan esto como tiempo transcurrido en carretera, una fila, o simplemente bobeando un domingo en el sillón–a Rocío y a mí nos gusta jugar al ‘¿Qué prefieres?’

Así, una le plantea a la otra dos situaciones completamente opuestas y extremas y la otra debe elegir una de las dos.

En una de esas, lanzó un “¿Qué prefieres? Viajar toda la vida y nunca poder volver a casa, ¿o no salir de viaje nunca más?”

Pensar en ambos escenarios me angustió mucho, la verdad. Acabé diciendo, “prefiero no salir de viaje nunca más,” a lo que ella respondió, “¿Cómo crees? Yo viajar toda la vida” Interesante el experimento, ya que ella es hogareñísima y yo ando pensando todo el tiempo a qué lugares me podría escapar.

Pero no volver nunca al hogar… nunca…

Hogar es, además del lugar (que no es tu oficina) donde tus aparatos se conectan imediatamente al Wifi, una palabra que evoca un sentimiento de seguridad, confort, familiaridad, calidez, comfort food, además de la cobijita suave, la tacita de té con un toque miel de abeja y esa serie que amamos en Netflix… estar en en esa ‘zona segura’ donde se puede disfrutar de lo propio.

Para crear contraste con el tema que elegimos en noviembre, este diciembre lo dedicamos al tema ‘hogar’ (además, sentimos que quedaba a tono con las fiestas decembrinas). Así, que, estén donde estén, queridas y queridos lectores, los invitamos a ponerse cómodos y disfrutar de los contenidos de nuestra revista desde esa guarida de cosas conocidas y agradables que llaman hogar.

IMG_1086-1.PNG    

Comentarios