diciembre-tema-del-mes

Como es costumbre al organizar un viaje, me gusta dedicar largas horas para encontrar dónde alojarme con mi familia. La navidad pasada decidimos visitar el sur de México, específicamente Chiapas. Sobre este punto, todas las ciudades que elegimos resultaron fáciles de resolver, pero Palenque, a pesar de ser una ciudad maravillosa y reconocida, no cuenta con una gran oferta en hotelería boutique.

Recordé a un amigo apasionado por Chiapas, que seguramente me ayudaría con alguna recomendación. Sin pensarlo dos veces me dijo de un lugar extraordinario, Casa Fuga, el cual sólo podría conocer a través de recomendaciones ya que no se promocionan en ningún sitio.

Fue poco detallista pero específico con las palabras que me convencieron, aún sin conocer el lugar: arquitectura, excelente gastronomía y naturaleza.

Casa fuga, palenque Casa fuga, palenque

Al llegar, un  camino estrecho nos guió a una especie de “bunker” de concreto rodeado de basta vegetación exótica y selvática: una construcción de estilo industrial, casa de una pareja de arquitectos suizos que al llegar a Palenque no fueron capaces de dejar el lugar. El proyecto no sólo es su residencia, sino que vieron la capacidad de ofrecer cuatro habitaciones dobles diseñadas de manera exquisita para una experiencia inolvidable.

Casa fuga, palenque

Denisse, “la suiza”,  bella anfitriona y el alma de este lugar nos recibió como quien recibe a un familiar querido. Desde que llegamos hasta nuestra salida nos sentimos como en casa. Entre la familia (Denisse, su esposo y su hija) y algo de personal, administran, cocinan y atienden de manera impecable el pequeño “hotel”. La cocina es indiscutiblemente una de las razones por las que jamás me cansaría de regresar. Una mesa larga de concreto coronada en ambos lados por un sin número de velas presentó algunos de los mejores platillos que he probado. Con desayunos y cenas a tres tiempos, de alimentos cultivados por ellos mismos y a la espera de lo que la tierra les ofrece diariamente.

Aparte del desayuno y la cena que vienen incluidos, durante todo el día nos ofrecían distintas bebidas deliciosas: vino de jamaica, aguas frescas, un excelente café o cualquier licor. Después de largas caminatas y días soleados en la ruinas de Palenque y sus alrededores, teníamos la certeza que la emoción continuaría al llegar al hotel, ya que no sabíamos que nuevas sorpresas encontraríamos.

Casa fuga, palenque   Casa fuga, palenque

Indiscutiblemente, a pesar de que la ciudad es inolvidable, fue Casa Fuga lo que marcó nuestra  experiencia en Palenque.

Casa fuga, palenque  
  • Ubicación: Carretera Las RUINAS KM 1.2.  Palenque, Chiapas.
  • Tel: 01 916 34 519 20
  • Precio (diciembre 2015): $1,000 pesos por persona por noche (incluye desayuno y cena).
  • Tipo de viaje: En familia (rentar todo el hotel) o en pareja (ideal para festejar un aniversario)
  • ¿Cómo llegar?: Tomar un vuelo a Villahermosa, Tabasco y manejar por 2 horas en carretera hacia Palenque.

Comentarios