Fotografía via unsplash

Así como hay comfort food, sin duda existe la comfort music, de esas canciones o tonadas que más que ponernos la piel chinita o acelerarnos el corazón, nos hacen sentir una oleada de tranquilidad.

Aquellas que se vuelven nuestro refugio en la intimidad, nuestro consuelo en momentos de ansiedad; a las cuales recurrimos de vez en cuando -tal vez con menor frecuencia de la que necesitamos- para sentirnos cerca de nuestras mejores emociones.

Esta semana les comparto algunas de mis canciones de “apapacho”, en su mayoría acústicas, con la intención de motivarlos a crear y compartir su propia playlist de confort.

¡Disfruten!

Comentarios