Hace unos meses supe de un milagro. Una persona muy cercana a mi me admitió con cierta vergüenza pero enternecedor asombro que había encontrado una canción que lo había orillado, inevitablemente, a bailar. Evidentemente me refiero a alguien que considera esta común acción como un fenómeno que sólo ocurre bajo los efectos del alcohol o… jamás, por lo que la más lógica e inmediata reacción que obtuvo de mi fue la pregunta: “¿Qué canción fue?”-“Gagarin de Public Service Broadcasting, pero sobretodo ve el video“. Acto seguido busqué, encontré, reproduje y comprendí este inesperado suceso.

A partir de esa increíble canción (que encontrarán en la lista y recomiendo escuchar especialmente) me di a la tarea de crear una playlist que provocara este efecto en más de una persona, independientemente si soliera bailar o no..

Y aquí la tienen, una cuidada curación de canciones inspiradas del funk que prometen la interacción rítmica del pie con el suelo o de perdida el suave contoneo de la cabeza y hombros al estilo Hitch. 

Espero la disfruten tanto como yo.

Pedro Ribeiro Simões con música para inevitablemente bailar

Fotografía por Pedro Ribeiro Simões 

Comentarios