marzo-colores-banner-tema-del-mes

Baño de oro en San Francisco

Llevábamos apenas tres días en la carretera y ya habíamos llegado a San Francisco, al día siguiente a primera hora estaríamos visitando los viñedos de Napa Valley, por lo que sólo contábamos con unas cuantas horas para volcarnos en los recuerdos y nuevos descubrimientos de esta ciudad estadounidense.

Decidimos caminar parte de la bahía, desde la plaza Ghirardelli hacía el Golden Gate y de regreso, en parte para disfrutar la espectacular vista, desentumirnos las piernas y secretamente para sentirnos menos culpables a la hora de cenarnos, horas mas tarde, una super malteada en la famosa chocolatería.

El atardecer nos encontró con la mirada puesta en el Golden Gate, y decidió deleitarnos con un baño de oro  que generó el espejismo de neblina. Pasamos unos minutos en silencio, cada uno disfrutando a nuestra manera del espectáculo. La mía incluyó agarrar la cámara y, sin prisa, encuadrar y disparar sólo un par de cuadros.

Comentarios