Muchos les podrían confirmar que soy una de las personas menos adecuadas para aconsejar a cualquiera a llevarse la vida con tranquilidad y dejar que ésta “fluya”. Pero tal vez por el desgaste emocional y físico que me ha significado ser un tanto neurótica y perfeccionista, intento constantemente generar el ambiente propicio para relajar el alma, bajar la guardia y poder -al menos por una hora o dos- seguir mis propios consejos.

Entre algunas técnicas que suelen funcionarme se encuentra realizar caminatas sin un rumbo fijo dentro de unos cuantos kilómetros a la redonda de mi casa; otras es salir a platicar con una amiga a la que realmente pareciera que los problemas se le resbalan como si fueran agua; practicar yoga a la luz de las velas o al aire libre; o sencillamente darle play a una lista de reproducción que reúna el dinamismo de una caminata, el tono de una voz despreocupada y la melodía que me recuerde al tranquilo y constante flujo del agua.

¡Espero la disfruten!

Para disfrutar de todas nuestras playlist de los jueves no olviden seguir nuestro perfil de Spotify.

—-

¿Les gustó la playlist? No dejen de compartirnos sus comentarios en la sección de abajo. 

Comentarios