Imagen por: joseph beuys hat via Interior Design / CC BY-NC-ND

http://oddcatrina.com/2016/06/

Este mes de diálogo en Odd Catrina, les compartimos las películas que nos dejaron al filo de nuestro asiento, no por las escenas de acción, su fotografía, los giros inesperados -no necesariamente- o sus efectos especiales, sino por su guión: tanto aquel que se expresa a través de brillantes diálogos, como el más sutil que sólo un buen guionista puede lograr.

La lista puede ser más larga, así qué ¿Qué películas ustedes agregarían?

Cuando Harry conoció a Sally (When Harry Met Sally, 1989)

  • Rob Reiner
  • 1h 36min
  • Comedia Romántica
  • Netflix: Sí

Ésta es quizás mi película favorita. Se la he propuesto a cuanta amiga o amigo tengo enfrente (y cualquiera de ellos pueden confirmarles mi obsesión). Harry Burns y Sally Albright parecieran no tener nada en común más que breves encuentros a lo largo de los años. Su principal punto de choque: la posibilidad de una amistad entre un hombre y una mujer sin que el sexo se interponga. Pero como por fuerza del destino, la vida los hará poner en duda sus ideas al respecto. Tanto la actuación de Billy Crystal como Meg Ryan resulta honesta, natural y entretenida. Con escenas que difícilmente se olvidan y un excelente diálogo, hacen de ésta una comedia romántica para ver una y otra vez.

Un dios salvaje (Carnage, 2011)

Basada en la obra de teatro “God of Carnage” de Yasmina Reza, esta película presenta el encuentro de dos parejas de padres que deciden reunirse para limar las asperezas entre sus hijos, Zachary y Ethan. Pero lo que inicia como una reunión educada entre ambas familias, termina por convertirse en una sesión de actos inmaduros e inesperados. Con las impecables actuaciones de Kate Winslet, Christoph Waltz, Jodie Foster y John C. Reilly, Carnage es una película que promete poca variación en el escenario (todo sucede en una sala) pero un dinamismo que a veces sólo el diálogo puede lograr.

Before Sunset

Entre líneas les estoy recomendando aquí ver toda la trilogía de BEFORE, pero en particular pongo mi atención en la segunda entrega, que sucede 9 años después del primer encuentro entre Jesse y Celine. En esta ocasión el escenario es Paris, pero alejado de las grandes avenidas y monumentos. Lo maravilloso de esta película (realmente de la trilogía) es la naturalidad de la relación entre los dos protagonistas. El cual nos hace sentir que más que estar viendo una película, estamos espiando un encuentro de reconocimiento e intimidad entre dos personas que no pueden evitar sentirse atraídos el uno del otro. Con escenas largas y diálogos complejos, Before Sunset es un must para quienes disfrutan de las palabras para conocer a los demás.

The Social Network

Recuerdo cuando estaba por salir esta película en los cines. Todos teníamos la curiosidad de conocer la “historia” detrás de nuestra red social favorita (del momento). Lo que no esperaba es que llegara a convertirse en una de mis cintas favoritas. Las razones: una excelente actuación de Jesse Eisenberg, la genial dirección de David Fincher, el soundtrack perfecto de Trent Reznor, pero sobretodo el brillante guión adaptado de  Aaron Sorkin, el cual mantiene el ritmo desde la escena inicial de la película hasta su final. 

Closer (2004)

Si tienen un día antojo de un excelente y crudo diálogo, así como de historias de amor complejas, no se pueden perder de esta película. Alice (Natalie Portman) es una stripper que se muda a Londres, en donde conoce a Dan (Jude Law) y con quien entabla una relación amorosa. Tiempo después, Dan comienza a sentirse atraído por la fotógrafa Anna (Julia Roberts) pero, sin pretenderlo, dirige a Anna a una relación con el médico Larry (Clive Owen), al hacerse pasar por ella en un chat.

Pulp Fiction (1994)

Ya sea que disfrutes o evites el humor cínico y brutal de Tarantino, Pulp Fiction tiene razones para ser considerada un clásico indiscutible del cine, sobretodo del género de crimen. Entre las conversaciones “filosóficas” entre Vincent Vega (John Travolta) y Jules Winnfield (Samuel L. Jackson), la esposa de un mafioso (Uma Thurman), el boxeador Butch Coolidge (Bruce Willis) y un par de ladrones (Tim Roth y Amanda Plummer), tenemos cuatro historias que se entretejen para ofrecernos una cinta con un guión memorable.

Niña mala (Hard Candy)

HardCandy_movieposter
  • David Slade
  • 1h 44min
  • Suspenso

Hayley, una niña de 14 años, entabla una amistad con Jeff un fotografo de 32 años a través de un chat por internet, despúes de conocerse en persona, Jeff la invita a su casa con el pretexto de mostarle un concierto al cual aparentemente había asistido. Hayley sólo cumple con una regla de oro : nunca aceptar una bebida servida por un extraño. Una película que nos demuestra que el depreador puede esconderse tras una buena conversación, y algunas mentiras al no demostrar su verdadera identidad. – Ale

 

12 hombres en pugna (12 Angry Men, 1957)

Tras ser convocados para participar como jueces en un juicio de homicidio, doce hombres desconocidos se reúnen en una sala para decidir el destino de un joven acusado de asesinar a su padre. Ante lo que parecía una rápida votación, un hombre lo declara “no culpable” y hace todo lo que esté en su poder para despertar la duda en el resto de los presentes, lo cual los llevará a valorar hasta el más mínimo detalle de la evidencia e incluso de ellos mismos. Sin jamás salir de la habitación esta película nos lleva la mente de imágenes, suposiciones y sorpresas, todo con el uso de la palabra. Esta es una de esas pocas películas que incluso disfrutamos más cuando apartamos por momentos los ojos de la pantalla para ponerle más atención al guión.

     

Comentarios