París, la ciudad de la luces, la ciudad de l’amour, la ciudad del vino, del pan y los quesos… viví un año en este lugar y me faltaron meses para recorrerme todas sus calles. Este pedacito de cielo en el mapa sorprende de tan bello que resulta. No es por nada la ciudad más visitada y más fotografiada del mundo.

Por eso decidí reunir algunos tips para no cansarse de recorrer sus calles pintorescas:

1. Los mejores meses para visitar París, probablemente sean de junio a agosto, ya que el clima es cálido y comúnmente es más facil aprovechar el verano, sin embargo estos son también los meses más caros ya que el turismo está en temporada alta. En mi opinión septiembre es el mes ideal; el clima no es aún lo suficientemente frío y no hay tantos turistas por las calles, por lo que fotografíar atracciones y visitar lugares no resulta tan catastrófico.

2. La visa para mexicanos no es necesaria, sólo recuerda que puedes permanecer un máximo de 90 días como visitantes.

3. En cuanto a vestimenta, aquí la norma es vestirse bien pero cómoda y cual cebolla: en capas. Un vestido con una chaqueta y una pashmina serán los imprescindibles así como una gabardina debido a que un día sí y dos días también llueve en esta ciudad.

4. Su moneda es el euro, 1 euro equivale a $20.66 pesos (actualizado el 08 de Junio 2016)

5. El idioma oficial es el francés. El secreto peor guardado es que a los franceses o les hablas en francés o en español, si empiezas la conversación en inglés no tendrás mucho éxito. Si ya se vuelve una comedia de poco entendimiento, ahí es cuando recurres a hablar en inglés. Si quieres comenzar bien aquí te comparto un par de palabras básicas:

  • Buenos días / buenas tardes – Bonjour/ Bonsoir (Se pronuncian: bonjur o bonsuarg)
  • Gracias – Merci (mergsi)
  • Sí – Oui
  • No – Non (no)
  • Por favor – S’il vous plait (sil vu ple)

6. La gastronomía es una de las partes más importantes a considerar al visitar París. Desde restaurantes con estrellas Michelín, comida casera, pequeños locales, panaderías, puestos en la calle, creperías, patiseries, cafés, bistros, áreas de comida -como la de galerias lafayette-, tiendas especializadas en carnes frías, quesos, vinos… París cuenta con una amplia variedad de lugares para poder probar lo mejor de la gastronomía tanto francesa, como de otras partes del mundo. Algunas de nuestras recomendaciones:

  1. Un día de picnic: compra una botella de vino barata (4€), una baguette (1€) un queso (4€) carnes frías ( 3- 6 €) y quizá algunas frutas (5-8 €) en Champs de Mars o en el Sena junto a Notre Dame.
  2. En la rue Moufetard (la cual baja por un costado del Panteón)  hay un restaurante griego que tiene un Menú de 11€. La comida es deliciosa y tendrás entrada, plato principal, acompañamiento y postre.
  3. Las crepas en la misma calle. Como recomendación: prueba la de tres quesos.
  4. L’As du Fallafel, este local se hizo famoso por las recomendaciones de Johnny Depp y Lenny Kravitz. Es un pedacito de Israel traído a París. Una delicia para los vegetarianos.
  5. Le Relais de l’Entrecôte. Este es el típico restaurante francés: mesas pequeñas que compartes con el huésped de al lado. Vino, carne (con una salsa de mantequilla que te hará ver estrellitas), ensalada  y papas fritas. Un monumento al sabor francés.
  6. Ladurée, el reino de los macarons con su peculiar tienda color menta en medio de Champs-Élysées.
  7. El chocolate caliente de Angelina para después sentarse en el jardín de las Tullerías.

7. El turismo. París tiene lugares icónicos pero también unos cuantos tesoros escondidos del conocimiento público. Si bien para conocer los imperdibles sobran las guías te comparto algunos consejos de los que no te puedes perder en tu visita:

  1. La mejor manera de conocer la Torre Eiffel es en la noche y salir de la estación Trocadero. Cada hora, la Torre que ha vuelto famosa a la capital Parisina se ilumina de colores y llena de magia cada rincón de la ciudad que inspiró a Victor Hugo. Subir todas las escaleras podrá parecer algo excesivo pero el reto tiene la mejor vista como premio.
  2. Jardin du Luxembourg es el lugar donde te puedes sentar a ver la vida pasar. Un buen libro y descansar cerca de las fuentes es la mejor recomendación.
  3. Pont des Arts: Aquí es donde los enamorados ponen un candado y tiran la llave al Sena. También es un lugar perfecto para escuchar a músicos improvisar y sentir que la vida es inmejorable.
  4. Notre Dame: el arte gótico en todo su esplendor. No se puede pasar por ahí sin querer capturar cada rincón, y es su mirador uno de los mejores puntos para admirar la ciudad.
  5. Sacre Coeur: la subida es infinita, los escalones te harán dudar si tus pies algún día responderán. Pero las vistas lo valen
  6. Champs-Elysees y el Arco del Triunfo: La calle más famosa de la capital parisina. Llena de tiendas de moda y restaurantes típicos para turistas. El arco tiene una hermosa vista de París con la Torre Eiffel como protagonista.
  7. Musée de l’Orangerie: Aquí están expuestos los nenúfares de Monet en una sala ovalada que hace que te sientas transportado a Giverny.
  8. Rue de Rivoli el centro del arte parisino. Esta calle ofrece la originalidad y talento en diseño y arte. Sus precios son altos pero si buscas una joya éste es el lugar donde curiosear.
  9. Ópera de París, la casa de la ópera del mundo entero. Estas tablas han albergado a los mejores de los mejores y un paseo por sus butacas es muy recomendable.
  10. Bateaux Mouches es el mejor paseo por el Sena. Hay dos opciones: el paseo normal para el buen turista con cámara o la cena formal a la luz de las velas.
  11. Louvre, la combinación perfecta: palacio francés + arte del mundo entero + la historia de la humanidad guardada entre sus paredes.
  12. Versailles: Para llegar desde París es mejor hacer el viaje en Renfe en la línea amarilla, teniendo un especial cuidado en subirse al que vaya al palacio como destino final. Rentar una bicicleta podrá parecer más caro pero es una inversión que vale muchísimo la pena, los palacetes y los jardines temáticos están muy lejos unos de los otros y sé lo que es tener los pies de un turista.
  13. La Défense: la zona moderna de la capital. Para caminar entre sus edificios cristalinos y su parque de concreto, sentarse en las escalera del Arco y mirar París desde lo alto.

París es Disneylandia para un fotógrafo. Aceptémoslo, cada rincón es un llamado a enfocarlo con la cámara. Pero no olvides que vivir cada centímetro con los cinco sentidos será lo que recordarás el resto de tu vida, sin siquiera necesitar la ayuda de una fotografía.

¿Qué tal te parecen estos tips para conocer París? Compártenos tus comentarios en la sección de abajo.

Comentarios