tema del mes de noviembre en Odd Catrina 2016 límites

Cuando leí La insoportable levedad del ser de Milán Kundera, se me quedó muy grabada una parte donde dice que cada uno de sus personajes es un límite que él mismo no se atrevió a cruzar.

Llevo ya varios años escribiendo con gran afición, he explorado diferentes géneros sin atreverme nunca a dedicarme de lleno al que más me fascina: la novela. Sé que está ahí, en algún lugar de mi inconsciente, esperando el momento y las condiciones adecuadas para salir a éste al mundo de las palabras.

Mientras tanto, me acerco a ella con una especie de respeto desmedido, bastante inseguridad y algo de miedo. La percibo como algo inasible y a la vez me reprocho no atreverme a enfrentarla y encerrarla en párrafos irreversibles. Es, al menos desde mi universo, una gran responsabilidad que cada día intento ser capaz de asumir.

Sea como sea, haber leído esa novela de Kundera me marcó porque me inspiró a seguir adelante, me llenó de esperanza entender los límites como algo que no hay que cruzar obligatoriamente. Mi concepción de “límite” siempre fue de una barrera de soldados sin alma que mataban la creatividad y las posibilidades, razón por la cual había que eliminarlos. Ese libro de Kundera llegó entonces para ayudarme a aprender que está bien si no se tiene el ánimo o el valor para cruzar un límite en un determinado momento. Eso incluso puede servir para construir un personaje.

Todavía no sé si los límites son buenos o no, o si están condenados a la función pasiva de ser trascendidos o respetados. Tal vez depende, y si gracias a su existencia surge algo bello, todo está bien.

Creo que el límite no traspasado también es un lugar bueno: podemos observarlo con agradecimiento, como si fuera un tirano que de alguna forma nos hace un favor velando por nuestro bien. Sabiendo que más allá de él está todo eso para lo que no nos sentimos todavía preparados, pero que algún día, quizás cuando nos resulte absolutamente necesario, iremos a conquistar.

¿Qué tal te pareció este artículo sobre los límites y la escritura? No olvides compartir tu opinión en la sección de abajo.

Comentarios