Fotografía bajo licencia de Creative Commons de Sara Cimino.

El jueves 22 de diciembre las redes sociales se inundaron de emotivas imágenes que anunciaban un lamentable hecho: tras un año de lucha contra el cáncer, Franca Sozzani había muerto. Como es costumbre Suzy Menkes, homónima de Sozzani en su versión inglesa, subió algunas fotografías recordando y despidiendo a su querida amiga. El mundo de la moda había perdido a una grande.

Es común que las editoras de Vogue suelan ir más allá del personaje fashionista y se conviertan en leyendas de la moda. Franca no era la excepción. Ocupaba el puesto de editora en jefe desde 1988 de la versión italiana de Vogue y durante ese periodo su trabajo se caracterizó por violentar los estándares de belleza y moda. Dedicó una versión únicamente a modelos de color, en otra llenó las páginas de la revista con modelos de talla extra y en más de una ocasión descubrió y apoyó a talentos, entre ellos muchas de las nombradas supermodelos de los 90 y Steven Meisel quien fue el responsable de las portadas de la publicación a lo largo de la dirección de Franca.

Originaria de la región de Lombardia, Franca estudió Literatura y Filosofía. Su vida profesional se desarrolló exclusivamente en revistas, empezando con Vogue Bambini, Lei, Per Lui y finalmente la dirección de Vogue. Durante este año, ya con la amenaza de una enfermedad, fue galardonada durante los British Fashion Awards y antes de eso, asistió a la premier en Venecia de Franca: chaos and creation, dirigida por su único hijo y quien fue su compañía al momento de morir: Francesco Corrozzini.

Franca fue también una filántropa admirable, su labor la llevó a ser Presidente del Instituto de Oncología en su país, embajadora de las Naciones Unidas y a brindar ferviente apoyo en diversas causas en África.

En palabras de la mismísima Anna Wintour: “En privado, Franca era cálida, inteligente, divertida y alguien digna de confianza. Era también la persona más trabajadora que conocí, y con una envidiable facilidad para realizar multitareas. Hacía que todo en lo que trabajaba pareciera fácil, sin importar sí era un evento para cientos, un viaje a África para apoyar a diseñadores emergentes o la creación de otra interesante, provocativa y absolutamente fascinante edición de Vogue Italia.”

Grazie Franca.

franca_sozzani

¿Qué tal te pareció este artículo en memoria de Franca Sozzani? Compártenos tus comentarios en la sección de abajo.
 

Comentarios