Corre, aún estás a tiempo. Deja lo que sea que estés haciendo e investiga cómo puedes ponerte a ver Twin Peaks. Porque el 21 de mayo de éste año se estrena la tercera temporada y va a ser algo grande, muy grande.

¿Por qué? Teniendo en cuenta que las dos primeras temporadas se emitieron hace veinticinco años y que el misterio que rodea a esta serie ha estado en suspenso durante tanto tiempo… no debería hacer falta ningún motivo más. Pero por si acaso la intriga no ha podido contigo ya, allá vamos.

Twin Peaks es una de las series que más ha marcado el imaginario televisivo. Con una trama digna de thriller, y unos personajes que esconden más secretos de los que podrás procesar jamás, consiguió atrapar a diversas generaciones a través de unas imágenes bellas y grotescas a la par. Como si de un imán se tratará, ese opuesto que parecía tener que repelerse acabó siendo tan magnético que imantó en las retinas de los espectadores.

¿De qué va?  La historia revela la trastornada vida del pueblo de Twin Peaks tras el asesinato de una de sus habitantes, Laura Palmer. La muerte de esta joven se da en circunstancias extrañas y con una brutalidad que trastornan la pacífica vida de lo que “aparentemente” es un pueblo normal. Pero ese pueblo de normal no tiene nada, y lo que puede parecer obvio se torna en tu contra para revolver lo más profundo de tu ser. Porque si de algo va Twin Peaks es de eso, de remover los sentimientos más oscuros del ser humano y ponerlos en primer plano. Y, además, todo bañado por un aura de misterio que escapa a la razón, como habitaciones rojas dónde no pasa el tiempo y donde los muertos están tan vivos como tú o yo.

¿Y además? Te vas a enamorar. De todos y cada uno de los personajes. La complejidad con la que están construidos y la delicadeza con la que se relacionan entre ellos te cautivará. Sobretodo el agente especial Dale Cooper y su amor infinito hacia el café bien hecho. A más a más el humor danza un tango con el drama más crudo, pues la serie se atrevió a hablar de asuntos delicados que, en el momento de su estreno, eran un completo tabú en la sociedad. Esa aura de los noventa, combinada con un humor transgresor y un drama humano real ha quedado suspendida en el tiempo en cada segundo del metraje.

¿Aún no te he convencido? El detonante de todo el misterio alrededor de esta serie se esconde en cada palabra, cada mirada y cada plano. Por qué en Twin Peaks, nada ha sido dejado al azar. Si ves algo, créetelo. Sí crees haber oído algo que no se explicita, seguramente se oyó. Si crees discernir en un momento de lucidez que demonios es lo que sucede en el pueblecito de Twin Peaks, agárrate a ello. Porqué medio mundo oyó a la muerta Laura Palmer decir “I will see you again in 25 years” a un agente Cooper prisionero de su propia razón.

Y aquí estamos, veinticinco años después contando los días para volver. Para volver a ése pueblo entre picos gemelos, que atesoran secretos, que esconden respuestas.

¿Me acompañas?

 
via GIPHY
 

Comentarios