Cada día de la mujer, nos esforzamos por aclarar a conocidos -y desconocidos- que no se trata de celebrar que somos “la mayor creación de Dios” o “las que robamos suspiros” (vamos que para eso tienen cualquier día del año) sino para honrar a aquellas trabajadoras que lucharon por los derechos laborales de la mujer, por la igualdad de oportunidades, por el reconocimiento y también por la protección de una porción grande de la sociedad que sigue sufriendo de acosos, agresiones y violaciones a sus derechos de forma inhumana.

El año pasado les compartimos diferentes documentales para sensibilizarnos de una realidad que parece impensable en el siglo XXI. En esta ocasión les dejamos algunos libros que han caído en nuestras manos en los últimos años que hablan de mujeres fuertes, de situaciones inimaginables, de realidades que superar cualquier ficción o película de terror, pero que también proponen un cambio en nuestra percepción de qué debe ser una mujer, cómo debe comportarse o cuál es su papel en la historia.

Yo soy Malala

La estudiante, activista y más joven ganadora del Premio Nobel de la Paz, Malala Yousafzai, relata a través de Christina Lamb su historia de lucha por la igualdad de las niñas en Pakistan durante el régimen Talibán y el destierro al que orilló a su familia este deseo. Entre sus páginas encontraremos las vivencias que llevaron a Malala a hablar ante la prensa internacional sobre los actos inhumanos que ocurrían en su país -que culminaron en el atentado que casi le costó la vida-, del apoyo que significó su padre, dueño de una escuela, para motivarla a luchar por lo que creía, así como todos esos padres de familia que creyeron, contra toda adversidad, que el futuro de sus familias dependía también de la educación de sus hijas.

Half the Sky- turning oppression into opportunity for women

Éste es uno de aquellos libros que sería ideal poder encontrar en español. Pero en espera de la traducción, sigue siendo un imperdible para comenzar a entender parte de la problemática de género tan extrema que se vive en tantos países del mundo. A través de una extensa investigación que los ha llevado por todo el mundo, Nicholas y Sheryl reúnen cifras escalofriantes e historias que parecen de ficción sobre mujeres en todo el globo terráqueo que se enfrentan a tráfico, prostitución, muertes “por honor”, mutilación genital, entre otras atrocidades. Pero lo interesante del libro no es sólo el que revelen estos actos inhumanos y a mujeres con nombre y apellidos que lo han vivido, sino que presenta soluciones concretas para mejorar la condición de la mujer, desde políticas públicas, apoyos de ONG’s, hasta acciones que contribuyen a que una niña se mantenga en la escuela, que continue sus estudios e incluso emprenda. Éste es un libro conmovedor, desgarrador, pero también una invitación a la acción para generar nuevas y mejores oportunidades para las mujeres.

La guerra no tiene rostro de mujer

La ganadora del premio Nobel de literatura, Svetlana Alexievich, reúne en este libro algunas de las historias que representan al casi millón de mujeres que combatieron en las filas durante la Segunda Guerra Mundial. Historias que no habían sido contadas, desde la perspectiva de mujeres que pelearon como francotiradores, conductoras de tanques, trabajadoras sociales, enfermeras e incluso soldados. Sus recuerdos están plagados de los temores que solemos escuchar desde la perspectiva masculina: el aprender a matar y sobrevivir, el luchar contra el hambre, el frío y la cercanía con la muerte; pero también contra la violencia sexual y la angustia. Este libro da voz a quienes por muchos años no la tuvieron.

Los niños de Irena

Irena Sendler fue una mujer polaca que la historia ignoró durante muchos años. Durante la segunda Guerra Mundial, fue residente de Varsovia y vecina del gueto de la ciudad, uno de los más grandes de la época,  en el cual entraba y salía de forma constante para hacer llegar a miles de familias judías dinero, comida y medicinas. Una vez que comenzaron las deportaciones que guiaron a millones de judíos a los campos de exterminio, Irena creó una fuerte red para sacar a cerca de 2,500 niños del gueto y conseguirles hogares temporales (que en su mayoría terminaron por ser permanentes), salvándolos así del Holocausto. Su valentía no estuvo exenta de humanidad, de errores y dudas; pero, sin duda, Irena es un ejemplo de los alcances de la solidaridad y el deseo de apoyar a quienes son señalados como distintos a nosotros.

Mujeres y libros: una pasión con consecuencias

Este libro aborda el papel de los libros y la literatura con la evolución de la mujer en la sociedad. A través de personajes famosos como Flaubert, Jane Austen, Mary Wollestoncraft y Marilyn Monroe entre otros, Bollman se cuestiona y justifica con su investigación cómo el libro se volvió una pieza clave para la búsqueda de independencia de las mujeres. Aquí se reúnen vidas de escritoras, lectoras, bibliotecarias y editoras de una forma amena y clara, así como el contexto social en el que vivieron (y que pareciera muchas cambiaron) hasta culminar con el fanfiction, el acto de pasar de lectora a escritora activa.

Women and Fiction: Short Stories By and About Women

Women and Fiction: Short Stories By and About Women

Ésta es una excepcional colección de cuentos sobre mujeres escritos por algunas de las grandes autoras del siglo XX: Edith Wharton, Virginia Woolf, Doris Lessing, Alice Munro, Katherine Mansfield, Gertrude Stein, entre muchas otras. Estas historias capturan de manera profunda y conmovedora distintos retratos de la experiencia de ser mujer: como hija, madre, hermana, esposa, escritora e intelectual. -Rocío

 

Mi vida en la carretera (My life on the Road)

  • Gloria Steinem
  • Editorial Random House (en español por Alpha Decay)
  • 276 páginas

Gloria Steinem es una feminista, periodista y activista política y social que se volvió líder en el movimiento de liberación femenina de los años 60s y 70s.  En cada capítulo de esta autobiografía, relata anécdotas y pensamientos sobre la vida que ha tenido como nómada, en un viaje constante por todo Estados Unidos y una breve estancia en la India. Hay capítulos que dedica a su infancia, a la personalidad de sus padres, a sus visitas a universidades, sus encuentros con grupos de mujeres que buscaban el reconocimiento de la sociedad machista, su contacto con la iglesia católica, la cultura Cherokee en Estados Unidos, entre muchos relatos que te hacen valorar como a la realidad es más compleja de lo que a veces percibimos y de cómo la pasión que encontramos en nuestra libertad nos puede llevar a realizar pequeños grandes actos para los demás.

Todos deberíamos ser feministas (We should all be feminists)

Este discurso lo escuchamos cada vez más: “ser feminista no es sólo cosa de mujeres”. Y sin duda Chimamanda Ngozi Adichie explica por qué a través de este breve ensayo que ofrece una definición de qué significa ser feminista en este siglo, de lo importante que es alcanzar un mundo más justo para hombres y mujeres, y sobretodo, criar a nuestras hijas e hijos de una forma distinta, más inclusiva y honesta. Sin grandes alardes, Todos deberíamos ser feministas es una reflexión directa sobre el cambio que debemos hacer en el mundo.

Cómo ser mujer (How to be a Woman)

Es verdad que la realidad de las mujeres ha mejorado considerablemente en los últimos tiempos: tenemos derecho al voto y a la píldora, no tenemos que seguir firmando como “anónimo” o hacernos un alter ego masculino para publicar nuestro trabajo. Pero aun falta mucho por conseguir, de entrada la inglesa Caitlin Moran se pregunta ¿pero cómo ser mujer? ¿cómo debemos actuar, qué es ser feminista? ¿qué hay de la sexualidad, del trabajo, de la maternidad y del botox? Con un tono desvergonzado, políticamente incorrecto y sin censura, Caitlin ofrece su visión de la mujer a través de sus propias experiencias de vida.Varios de los capítulos de este libro provocan las carcajadas a la par de la reflexión, otros tantos puede que no estén muy en tono. Pero en general, Cómo ser mujer, es una propuesta diferente sobre algunos de los temores y secretos de la mujer actual.

 
¿Qué libros recomendarías para comprender mejor por qué existe un “día de la mujer”? Compártenos tus sugerencias en este artículo
   

Comentarios