Fotografía por Alejandra Ayala

¡Adiós a los granitos!

De seguro más de una vez te has despertado con un incómodo “amigo” en alguna parte de tu cara. Como cosa hecha adrede, tu piel puede estar limpia por mucho tiempo, pero cuando tienes un evento importante aparece en algún punto en el que llama la atención. Un granito que bien podrías cubrir con maquillaje y fingir que no pasa nada, pero muchas veces eso lo hace peor: durante el transcurso del día, el grano crece y se vuelve un punto focal de tu cara.

Para las personas con piel muy blanca, esto significa tener un gran grano rojo (de rojo intenso y llamativo), para otras es sinónimo de dolor y para otras tantas significa tener que buscar métodos para cubrirlo: taparlo con el copete, con una gorra o hasta con lentes obscuros.

Aunque al pasar los años, tener un grano se vuelve algo menos vergonzoso nunca deja de ser un brote incómodo. Por eso hoy te compartimos algunos truquitos que nos han funcionado todos esos años:

Aspirina

La aspirina ayuda a desinflamar el granito y a que se seque más rápido; lo único que debes de hacer es una pequeña pasta que se logra triturando una aspirina y poniéndole una o dos gotitas de agua para que la consistencia sea espesa. Aplícalo sobre la zona y déjalo unos 10-15 min sobre tu cara, despúes lava tu cara con el jabón que uses regularmente.

Pasta de dientes

Es el método más abrasivo, pero ayuda a secar los granitos con mayor rapidez. Aplica una capa ligera sobre el grano o espinilla, y despúes de unos minútos lava muy bien tu cara. Es probable que la zona quede roja al principio, pero despúes de que se baje el enrogecimiento notarás que también el grano está más seco.

Mascarilla de miel y canela

La miel es un producto desinflamatorio, por lo que esta mascarilla ayudará a desinflamar los granos. Este es un método que tomará más tiempo, pero que ayudará a que las espinillas se sequen y se hagan más pequeñas (hasta desaparecer). Mezcla tres cucharadas de miel y una de canela en polvo y ponlo en tu cara por unos 3 a 5 minutos. Te recomiendo hacerlo dos veces al día para que empieces a notar los cambios.

Compresa fría

Usar una compresa fría o hielo, ayudará a desinflamar el granito. Te recomiendo usarlo por periodos cortos: con ponerlo algunos segundos, y luego retirar la compresa en varias ocaciones bastará.

¿Qué te pareció este artículo de remedios caseros para desinflamar granitos? Compártenos tus comentarios en la sección de abajo.

Comentarios