Exposición Micro Geography: A Cross Section en el museo Boijmans Van Beuningen. Imagen por Kulturtrends, utilizada bajo licencia de Creative Commons.

Dado que este mes en Odd Catrina exploramos la experimentación como tema de mes. Me parece que viene mucho al caso ,compartir un poco de la genialidad de uno de los diseñadores de moda más interesantes de este siglo, Hussein Chalayan.

Hace tiempo la revista digital de moda STYLE publicó en su sitio web una retrospectiva de la trayectoria de este diseñador llamada Hussein Chalayan: celebrate 15 years in fashion, en la cual se recopilaban 15 diferentes etapas de la carrera del diseñador y la propuesta progresista que ha imperado en cada uno de sus desfiles durante más de una década. 

Hussein nació en Nicosia, capital de Chipre en 1970. En 1982 emigró a Londres junto a su familia, donde se graduó de la prestigiosa Central St. Martin’s School of Art. En 1993 como proyecto final de la carrera presentó una colección de prendas de seda, las cuales había enterrado en su jardín para ver el proceso de descomposición de la fibra, así como su modificación y durabilidad. Desde entonces la experimentación se ha vuelto un común denominador de sus colecciones.

Sus desfiles son un espectáculo que cautiva a todos los espectadores, ya que traspasa todos los límites imaginables de la mente. Su aportación en la introducción de la animatrónica en la moda lo ha diferenciado de los demás diseñadores. Desde sus primeros desfiles ha utilizado la tecnología en la ropa ya sea para replegarla, estirarla o guardarla sólo presionando un botón, todo mientras se lleva puesta.

En su colección primavera verano de 2007 creó una línea de alta costura con la capacidad de “reconfigurarse”, logrando que las prendas cambiaran tanto de textura como de color o forma, o incluso hasta el punto de desaparecer. Sus colecciones van desde lo más minimalista y orgánico hasta bizarros vestidos confeccionados con telas inteligentes que emiten rayos láser.

 

Throwback Thursday: Hussein Chalayan dresses with Swarovski diamonds and lasers from S/S 2008 Readings Collection #TBT #Fashion #HusseinChalayan

Una publicación compartida de CHALAYAN (@chalayanstudio) el

Esta serie de aportaciones definitivamente le ha dado al espectador una perspectiva diferente de lo grandiosa que puede llegar a ser la moda. En varias entrevistas el diseñador comparte que la tecnología es importante, pero prefiere  no encadenarse a ella. Para él, es simplemente es un recurso con el cual puede ser más creativo. Asegura que la clave está en pensar constantemente en lo que no se hizo y estar expuestos a otros mundos para mantener la mente activa para así hacer la diferencia.

Y es verdad, sus tendencias artísticas no son más que reflejo de su capacidad para hacer sentir y vivir la moda de una manera casi espiritual. Además de sus inventos mecánicos, Chalayan representa a la mujer con mucha dignidad  y belleza. No busca la sensualidad como arma sexual, más bien invita a la mujer a empoderarse y protestar para hacer uso de su libertad y autonomía.

Parte de su trabajo se ha expuesto en distintos museos: el Institute of Contemporary Arts, el Victoria & Albert Museum, Tate Modern en Londres, en el Musée de la Mode, Palais du Louvre en París, entre otros. También exhibió su obra en la 51 Bienal de Venecia en 2005, representando a Turquía y recibió en dos ocasiones el reconocimiento British Designer of The Year. Por si eso fuera poco también nombrado miembro de la Orden del Imperio Británico.

En la moda, y en el mundo en general, atravesamos lo que considero una constante crisis. Todo es tan simple y predecible que resulta difícil desbordarse de emoción por algo fantástico. Es por esto que se agradecen personajes como Hussein Chalayan, quien nos muestran un mundo demasiado fascinante como para ser olvidado.

Comentarios