Aunque el tema de la Segunda Guerra Mundial me ha interesado desde que era muy pequeña, me sorprendió descubrirme leyendo tantos libros al respecto en un periodo muy corto de tiempo. Hace apenas unas semanas compartía en este sitio la reseña de la biografía de Irena Sendler, la mujer Schindler y tras voltear a mi pila de libros por leer puedo identificar al menos tres volúmenes más con esta temática como escenario en común.

Aún así, cuando llegó a mí el libro La chica del abrigo azul por Monica Hesse, decidí leerlo casi de inmediato, seducida por su prometedora trama.

¿De qué va?

Hanneke, una joven habitante de Amsterdam, se dedica a traficar en el mercado negro para sacar adelante a su familia. Poco tiempo después de iniciada la ocupación, su novio Bas muere en la guerra, hecho que no sólo la llena de pesar sino de remordimientos. No habla desde hace dos años con su mejor amiga. Debe vivir en modo de supervivencia. Pero esa nueva “normalidad” se ve truncada al recibir la solicitud de una de sus clientes: encontrar a Mirjam, una niña judía que mantenía oculta y que desapareció de la noche a la mañana. Considerando que están en plenas deportaciones masivas de judíos, Hanneke se ve envuelta en una real carrera contra el tiempo para encontrar a Mirjam antes de que alguien más lo haga.

En cuanto a su trama, La chica del abrigo azul, cumple su cometido. Entretiene, intriga lo suficiente y ofrece más de un giro que le da vida a la historia. Pero fuera de eso, es una novela a la que le falta un poco más de alma. Aunque los escenarios y hechos están bien presentados, no aporta gran novedad a cualquier otro libro que se sitúa durante la Segunda Guerra Mundial.

El libro se enfoca en la vida de gente que no era perseguida (es decir, los que no eran judíos). Aborda la vida de ciudadanos que, a escondidas, intentaban salvar a quienes les fuera posible. El problema en la ejecución del libro es que los personajes resultan blandos y sus motivaciones no son del todo creíbles. Hanneke, por ejemplo, es un personaje con una personalidad más bien arisca y resentida, lo cual hace inverosímil su repentino – y aparentemente genuino- interés por encontrar a la joven judía más allá de cumplir su trabajo y recibir el dinero que le fue prometido.

Reseña del libro La chica del abrigo azul para Odd Catrina

Conforme avanzan las primeras tres cuartas partes del libro, se percibe la incomodidad de la protagonista por involucrarse en la lucha por salvar a inocentes. Una y otra vez, personajes secundarios (de quienes habría sido interesante saber más) intentan persuadirla para sacar lo mejor de si misma, aun cuando la gran mayoría apenas y la conoce. Página tras página leí los pensamientos de Hanneke, sus quejas; sus remordimientos. Esto debería haberla dotado de matices realistas que me provocaran empatía. Pero no sucedió del todo.

En general, La chica del abrigo azul, es una cómoda novela de intriga que aprovecha el marco histórico de la guerra para alimentar el sentido de urgencia. Con momentos lentos y cansados, pero otros intensos e interesantes, es un libro que recomendaría para lectores que disfrutan del género y a quienes no necesariamente les interesa la profundidad histórica.

  • 3/5
  • Mónica Hesse
  • Nube de tinta
  • 343 páginas
  • Drama juvenil
¿Qué tal te pareció esta reseña de la chica del abrigo azul? Compártenos tus comentarios en la sección de abajo.

Comentarios