De un tiempo para acá, he tenido la oportunidad de leer cada vez más a autores nacionales. Y aunque apenas estoy descubriendo escritores y propuestas literarias, ha resultado una gran y placentera sorpresa descubrir el gran talento que esconde nuestro país.

En este corto trayecto, me he encontrado con autores que no tienen miedo a experimentar con la forma de contar una historia; que pierden cualquier reserva al abordar temas escabrosos de violencia, muerte y corrupción; que toman provecho del lenguaje para dar realismo y profundidad a sus personajes.

Temporada de huracanes por Fernanda Melchor (Veracruz, México, 1982) es la más reciente novela en pasar por mi mesita de noche, y probablemente sea una de las lecturas más perturbadoras pero interesantes que he hecho en los últimos años.  Es de esas novelas que te atrapan y no te sueltan hasta sus últimas páginas.

¿De qué va?

Un grupo de niños encuentra el cadáver putrefacto de la Bruja, una mujer a la que los pobladores de la ranchería de La Matosa, temían y respetaban debido a su oficio y el misterio que la rodeaba a ella y a su difunta madre.

Las sospechas sobre su asesinato a sangre fría recaen en un grupo de jóvenes que fueron vistos días antes en la casa de la hechicera. A partir de ahí, cada uno de los personajes involucrados contarán parte de su historia plagada de miseria, pasión, violencia, poder y un oscuro erotismo.

El título de este libro, Temporada de huracanes, resulta una promesa al lector. Así como el fenómeno natural, la prosa de Fernanda Melchor arrasa con ventanas y paredes, con vivos y muertos. Como los huracanes, empieza con generalidades e historias a medias y regresa una y otra vez a cada pasaje para dotarlo de detalles cada vez más perturbadores. Termina por dejarnos sin protección ante las emociones crudas y acciones violentas de entre sus páginas. 

Escrito de forma muy oral, toda la lectura se arrastra como el fluir de la conciencia de un narrador que va cambiando de voz, mientras que el ojo del huracán permanece en el pequeño pueblo de La Matosa, cuyos habitantes luchan por mantener ocultos sus pensamientos y acciones más oscuras.

La fuerza centrífuga que crea la autora no permite pausas hasta el fin del capítulo. Como lectora nocturna, esto significó sacrificar preciadas horas de sueño para saber a dónde me estaba llevando ese torrente impetuoso que me hacía brincar de una idea, a un recuerdo, a un acto, a una opinión y de nuevo a una idea.

Aunque ficticia, la historia se basa en un caso que tuvo lugar en Veracruz: un crimen en donde se decía que la víctima era una hechicera que pretendía embrujar al victimario para mantenerlo a su lado. Este suceso despertó la curiosidad de Melchor y comenzó a explorar “la sinrazón que hay detrás de un crimen pasional. Una exploración a través de la ficción.” (Yaconic, 19 abril 2017):

[…] convertí a las personas de aquella nota en personajes, les inventé un pasado y les presté algunas de las emociones más intensas que he llegado a sentir en mi vida, las emociones que a mí en lo personal me conectan con actos desesperados: el amor, el deseo, la ternura, la rabia ciega, la envidia, la humillación, el miedo. “

Y sin duda esta intención se refleja en personajes redondísimos, que van desenvolviéndose conforme avanzan las páginas y, lentamente, revelan emociones cada vez más oscuras y complejas.

Debo ser clara, esta novela no será del gusto de cualquiera. Su lenguaje soez y explícito podrá resultar muy perturbador para muchos lectores. El ritmo acelerado puede provocar vértigo para quienes no tienen la costumbre de instalarse por largos periodos de tiempo frente a un libro. Pero si se atreven, si deciden buscar en la librería este novedad literaria y acompañar a los habitantes de La Matosa a resolver este asesinato, tengan por seguro que no podrán olvidarse de este libro fácilmente.

  • 5/5
  • 223 páginas
  • Crimen
  • Literatura Penguin Random House
¿Qué tal te parece esta reseña de Temporada de huracanes por Fernanda Melchor? Compártenos tus comentarios en la sección de abajo. Descubre más reseñas de libros aquí

Comentarios