“Dos versiones de una misma tragedia, la de vivir anhelando un amor que llega a ratos pero no permanece, como chispazos que iluminan el mundo deseado, que lo muestran, que lo hace invisible para después apagarse y sumirte en la peor de las tinieblas.”

Una de las cosas que más valoro en la literatura latinoamericana, es su capacidad de contagiar pasión, aún cuando ésta es desmedida y por momentos incomprensible. Si a este fenómeno le agregan un escenario exótico, dos protagonistas femeninas que se enfrentan a la adversidad y un par de historias de amor, ¿qué más podría pedir?

La opera prima de la veracruzana Norma Blanco, Te querré más todavía, ofrece esto. Un relato en la exuberante selva veracruzana en donde se promete la buenaventura, riqueza y felicidad a quienes deciden internarse en ella. Pero, ¿a cambio de qué?

¿De qué va?

Te querré más todavía cuenta la historia de dos mujeres: Catherine y su nieta Marie. La primera es una caprichosa emigrante francesa que decide cambiar su suerte adentrándose en la indomable tierra de Veracruz para comenzar junto con su esposo un plantío de vainilla. La segunda, una mujer que, tras quedar viuda, se deberá enfrentar de nuevo al mundo, mientras carga con los problemas de una plantación, un padre enfermo, varios hijos y un amor de su juventud.

Cada capítulo alterna la historia de estas dos mujeres. En ellos, ambas relatan sus miserias y temores, su condición de mujer en un mundo salvaje y sus amores prohibidos. Al mismo tiempo, conocemos los hechos históricos que marcaron la época. Sobre los franceses que llegaron al país para crear su paraíso; apropiarse de la tierra e intentar adecuarla al mundo que ya conocían y de cómo el clima, las enfermedades y la situación política los pusieron a prueba sin tregua. 

Aquejadas con situaciones y sentimientos tan similares, podría parecer repetitivo el perfil e historia de los personaje. Pero no sucede así. Es justo la repetición de estos patrones lo que le da valor a la obra, ya que sin conocerse, estas dos mujeres guardan más en común de lo que desearía: sentirse marcadas por la tragedia y el deseo. Como si fuera cosa de familia.

Consigue este libro aquí

La pluma de Norma Blanco es fresca y ligera, aun cuando ahonda en hechos históricos complejos. Es capaz de retratar personajes con defectos y virtudes plagados de sutilezas, que los vuelven reales y bien construidos. Blanco busca exaltar la belleza de la región y reflejar en sus personajes su carácter voluntarioso e impredecible. Su novela entreteje las reflexione con la narrativa, los aromas y sonidos propios de la región, lo cual le dan un toque poético a cada capítulo.

Este libro fue un agradable descubrimiento, que puedo asegurar que disfrutarán quienes, como yo, sienten una gran pasión por las novelas históricas y los parajes exóticos. 

  • Calificación 4 de 5
  • Novel histórica
  • Editorial Planeta
  • 256 páginas
 
¿Qué tal te pareció esta reseña del libro Te querré más todavía de Norma Blanco? Compártenos tus comentarios en la sección de abajo. Descubre otras reseñas aquí.

 

Comentarios