De mochilazo por Asia parte I

Después de 18 interminables horas de vuelo, dos escalas, un pasajero impregnado con olor a comida y especias, y carreras por los aeropuertos para no perder vuelos, por fin habíamos llegado al que sería el punto inicial y final de nuestro viaje: Singapur.

El plan: un recorrido durante un poco más de un mes por el sur de Asia, con un grupo de amigos con ganas de conocer, probar y pasar unas vacaciones diferentes. Indonesia era el destino, y en principio planeábamos recorrerlo completamente hasta llegar quizá a Papua. Sin embargo, los planes fueron cambiando conforme el viaje iba avanzando,  ya que no consideramos la falta de buenas carreteras (que hicieron que nuestros traslados tomaran más de lo planeado).

Nos guiamos por recomendaciones de conocidos y desconocidos, preguntas a lugareños y la guía Lonely Planet. Pero regresemos al punto de partida: la península malaya.

Kuala Lumpur

De Singapur nos trasladamos inmediatamente a Kuala Lumpur, Malasia. El lugar nos recibió con un olor penetrante entre mugre (una mezcla de humedad, basura y pescado), incienso y comida saturada de especias, así como un empapado clima cálido y una muy mala decisión de comer noodles para el desayuno.

Kuala Lumpur se puede conocer bastante bien en tres días (o al menos nos fué suficiente para darle un buen recorrido). Algunos de los lugares que más disfrutamos son las mundialmente conocidas Torres Petronas (por un tiempo las edificaciones más altas del mundo) diseñadas por el arquitecto Cesar Pelli y localizadas en el corazón del distrito comercial y financiero, los boletos para poder subir se agotan temprano, por lo que es bueno reservarlos antes. Dentro conocimos más de su historia y disfrutamos de las vistas aéreas de la ciudad; una imagen que siempre te dice mucho de una ciudad.

Otra de las paradas fué el Central Market, lugar donde compramos artesanías típicas de la región y nos hicimos un masaje por medio del  fish theraphy (un boom en su época). Éste fue también el lugar donde probamos el putu bambú: un bocadillo a base de arroz y harina de tapioca, relleno de coco al vapor.

Quizá uno de los lugares que más nos gustó fueron las Batu Caves, un santuario hindú inmerso en una Cueva dedicado al dios Murugan, dios de la guerra y de la victoria, iluminado por pequeñas entradas de luz a diez metros de altura. Iluminación que provoca una sensación de paz, que en el momento nos fué inexplicable.

De mochilazo por Asia: Kuala lumpur en www.oddcatrina.com   De mochilazo por Asia: Kuala lumpur en www.oddcatrina.com Kuala Lumpur es sin duda un destino obligado en una visita a Asia.

Comentarios