Portada Los amores de Nishino por editorial Alfaguara

“Que yo estuviese enamorada de Nishino no significaba que Nishino tuviese que estar enamorado de mí. Aun sabiéndolo, me disgustaba que no me quisiera tanto como yo lo quería a él. Y como me disgustaba, cada vez lo necesitaba más y más.”

¿Quién conoce realmente a Nishino? Un hombre que parece misterioso, introvertido e incluso inseguro en el amor. ¿Cómo alguien que parece incapaz de comprometerse o amar a consciencia puede intimar tan profundamente? La novela más reciente de la galardonada autora Hiromi Kawakami (Tanizaki, Woman Writer’s, Man Asian Literary Prize, Akutagawa y Premio Ito Sei), Los amores de Nishino, es un relato a diez voces; diez de las probablemente decenas de mujeres que conocieron a este personaje durante algún momento de su vida.

La expectativa de lectura que plantea esta novela es que, a través de los distintos relatos que contiene, podremos conocer y comprender mejor a este “conmovedor e inalcanzable personaje”. Pero ésta no necesariamente será satisfecha. A poco de iniciar la lectura es casi evidente que las intenciones de Kawakami no están en resaltar las cualidades o defectos de Nishino – un pequeño engaño que el lector podrá sobrellevar- sino en aquellos de las distintas mujeres que lo admiran, aman y abandonan. Lo que lo vuelve una suerte de tributo al amor no correspondido.

De hecho, es poca la información interesante que podemos extraer de Nishino tras leer el libro, más allá de tratarse de un empresario melancólico, con una historia familiar pintada de tragedia, tan deseoso de amor que es incapaz de comprenderlo del todo e incapaz también de entregarse y, como resultado, de ser correspondido durante un largo periodo de tiempo. En pocas palabras es un hombre que no sabe lo que quiere. En cambio, de cada una de las mujeres que retrata la autora extraemos mucho más. De algunas, fragmentos determinantes de su vida -la relación con su hija, con su esposo o con su compañera de cuarto- de otras su forma de desear -con capricho y desenfreno o con creciente añoro y melancolía- e incluso la manera que perciben las sutilezas a su alrededor.

A través de los capítulos, los cuales no guardan una línea temporal determinada, vemos como distintas mujeres luchan contra un amor que presienten como no correspondido y cómo disfrutan los instantes de resignación. Leemos, por ejemplo, a una mujer casada y con una pequeña hija que mantiene una relación de cuatro años con Nishino, sabiendo desde el principio: “Que yo estuviese enamorada de Nishino no significaba que Nishino tuviese que estar enamorado de mí. Aun sabiéndolo, me disgustaba que no me quisiera tanto como yo lo quería a él. Y como me disgustaba, cada vez lo necesitaba más y más.”

Una de las grandes cualidades que hace admirable la escritura de Kawakami, es la capacidad de expresar la pasión que despierta en las mujeres que presenta, exponiéndolas como amantes y no como víctimas de Nishino. A pesar del dolor que les provoca no saberse amadas por él -aunque sí deseadas, en muchos de los relatos- prefieren vivir esos sentimientos, explorar sus alcances y, una vez que llegan a su límite, liberarse de ellos y guardarlos como un recuerdo melancólico pero entrañable.

Para lograrlo, Kawakami se apoya en su excelente habilidad para retratar aspectos simples y cotidianos con belleza y ligero erotismo. Se sumerge en los recuerdos de las distintas narradoras y los llena de matices, detalles que parecerían insignificantes -como la forma en que la luz bañaba la habitación o el suave ronroneo de una mujer durante un día de descanso- pero que dan profundidad al relato.

Los amores de Nishino no es un libro para las lectoras voraces y ávidas de acción, sino para quienes buscamos degustar la literatura lenta y plácidamente.

  • 4.5/5
  • Literatura / Romance
  • 150 páginas
  • Editorial Alfaguara
¿Qué te pareció esta reseña de Los amores de Nishino? Compártenos tus comentarios en la sección de abajo.

Comentarios