Teresa Clark Maauad. “Sobre las brasas de la tierra”

“El aire nos hacía reír; juntaba la mirada de nuestros ojos, mientras el hilo corría entre los dedos detrás del viento” Pedro Páramo

Pedro Páramo de Juan Rulfo es de esas novelas que no puedes no leer. Fin. Es una gloria literaria en 120 páginas; es Jalisco atrapado entre cubiertas; es México expresado en palabras; es el mundo retratado en mexicano.

Es tanta su importancia que es invariablemente lectura obligada en toda preparatoria del país. ¿Y por qué no?  No veo el pero a extenderle esta joya al mayor número de mexicanos posible (aunque sea a manera de tarea obligatoria).

No obstante, es común que uno se enemiste automáticamente con aquellas obras que se le hacen leer y analizar en el ambiente clínico del salón de clases. Si ese es tu caso, y nunca le diste la oportunidad a Pedro Páramo en la escuela, y su sobria portada se te antojaba aburridísima, aquí hay cinco razones para cambiar de opinión.

1.Es una de las primeras novelas en utilizar el realismo mágico

Utilizando algunas técnicas del surrealismo, Rulfo diluye los límites entre la realidad y la irrealidad. Pedro Páramo combina admirablemente los planos de lo real y lo fantástico y utiliza una visión mágica para presentar una realidad desolada y sin esperanza. Por tanto, la novela y su creador, son padres y musas de todo gran autor latinoamericano del siglo XX, especialmente aquellos que cultivaron el realismo mágico.

2.Presenta en el pueblo de Comala un magistral retrato de Jalisco y el campo mexicano

Comala es un pueblo fantástico del que los muertos nunca se van. Es, de muchas maneras, un purgatorio, en el que las almas deben limpiar sus pecados antes de poder entrar al cielo, un lugar más cercano al Infierno que a la Gloria de Dios. Un pueblo que, como se le dice a uno de los protagonistas,“está sobre las brasas de la tierra, en la mera boca del Infierno. Con decirle que muchos de los que allí se mueren, al llegar al Infierno regresan por su cobija.” Pero Comala no sólo es una su visión fantástica de un pueblo repleto de almas en pena, es también un fiel retrato de la realidad del campo mexicano a principios del siglo veinte.

3. La prosa es lírica, pero sencilla y poco pretenciosa

 El uso del lenguaje utilizado por Juan Rulfo en esta novela es verdaderamente bello y hace de ella una novela hermosa a pesar de su desesperanzadora temática. Logra que los pasajes que describen las miserias humanas más desgarradoras sean verdadera poesía. El libro trata con tráfico de mujeres jóvenes, pobreza, crueldad, violaciones, asesinatos, incesto e incluso la guerra de Revolución y logra hacer que el lector disfrute cada palabra.

4. Está repleta de personajes complejos e inmemoriales 

Pedro Páramo cuenta con un sinfín de personajes, cada uno más interesante que el anterior. Un par de ancianos incestuosos, el arriero Abundio, la vieja alma en pena. Pero sin duda, ningún personaje es más apasionante que el famoso Pedro Páramo y su amada,  Susana San Juan. Pedro Páramo es el hombre más poderoso del pueblo, ambicioso, frío y calculador. Y en  la cumbre de todo su poder y ambición se revela enternecidamente e incomprensiblemente enamorado de Susana San Juan, una mujer loca que pasa su vida atada a una cama. Y Pedro Páramo así la ama; la ama tanto que tras su muerte nunca se despega de un equipal en la terraza de su casa, creando la duradera imagen de un hombre increíblemente poderoso, el cacique del pueblo, atado a una pasión caprichosa.

5. Representa la relación única que tiene el mexicano con la muerte

Ya había yo hablado yo de esto en otro artículo (que pueden leer aquí). En Pedro Páramo, Juan Rulfo  representa con maestría lo que él veía como una de las características principales del mexicano. A saber, que el mexicano no teme a la muerte y no la espera y que, para él, el paso entre vida y muerte pasa desapercibido porque no se entiende diferencia entre vida y muerte: ambas están desprovistas de esperanza.

 —
¿Qué te parecen estas cinco razones para leer Pedro Páramo? ¿Cuáles agregarías? Compártenos tus comentarios en la sección de abajo.

Comentarios