Después de haber dormido en la terminal 2 del DF y de 5 horas y media de vuelo, por fin llegamos a la bellísima capital de Colombia, Bogotá.