Si algo podemos aprender de estas elecciones es que gran parte de la sociedad se unió para demostrar la inconformidad en la que vive; algunos esfuerzos colectivos fueron fructíferos y otros no, pero nos queda el despertar ciudadano y la unión social.