Que te sorprendan con una cerveza de especialidad belga, conoce al menos una Stout –estilo preferido de un servidor-, pide una Red Ale o una Porter. Conoce también lo que es el “Barley wine” y explora, la gama inmensa que existe de cerveza hecha a base de trigo. Y así, poco a poco, inclínate hacia tu familia favorita: uno no ama lo que no conoce.