Más que una mostaza, el corazón de Francia; o así lo veo porque ahí tengo el mío.
Un breve relato de un año viviendo en Dijón.