Así que estimado viajero, si algún día se pasea por Barcelona, no se olvide de callejonear por el barrio de Poble Sec, haciendo una parada obligada en Blai 9 y probar un pedazo de creatividad en una tapa. Además, los precios son amigables hasta para el bolsillo más organizado: €1.00 y €1.50 por tapa, y €1.40 la caña (cerveza en vaso). Por cierto, abre los domingos.