Me lancé al Laboratorio de Arte Jorge Martínez para sumergirme en la propuesta gráfica más reciente de Ricardo Lluévanos y sus “promesas para ser feliz”.